Abrir una cerradura de seguridad

Cómo abrir una cerradura de seguridad

Nuestra vida transcurre entre abrir y cerrar cerraduras y resulta tan común esta actividad que cuando alguna de ellas falla nuestra vida parece desbalancearse o salirse de control, así sea por un pequeño lapso de tiempo. Y es de ese modo porque nos apresuramos a resolverlo.

En cierta manera, dependemos mucho de ellas, principalmente para mantener privada nuestra intimidad. Por eso no es sencillo asumir que una cerradura no se pueda abrir. Sin importar las causas, este es un hecho que lleva a un constante sentimiento de culpabilidad que al no hallar una solución inmediata para abrir la cerradura nos llena de desesperación.

En respuesta a esto podemos decir que no todo está perdido, sin importar cual sea la cerradura o mecanismo de seguridad, te aseguramos que tiene puntos débiles y existen distintos métodos aplicables para abrirlas, dependiendo de la cerradura.

En esta oportunidad, trataremos algunos métodos de cómo abrir una cerradura de seguridad, por lo que siguiendo las recomendaciones y obteniendo las herramientas necesarias podrás abrir este tipo de cerraduras que quizás pensabas eran imposibles de abrir.

Estando dentro de la habitación

Abrir quitando las cerraduras

Si nos encontramos dentro de la habitación, obviamente no podemos implementar métodos como si estuviéramos fuera de ella, y una de la opciones que podemos tener es quitar las bisagras. 

Es de suponer que si no podemos salir de la habitación, es porque no tenemos acceso a la llave o simplemente se trabó y debemos aplicar un método adicional. Con esto no nos referimos a un método destructivo, pues aunque se trate de desmontar la puerta, podremos luego volver a montarla. 

Para aplicarlo necesitaremos un martillo o algún objeto contundente que puede suplantarle y un destornillador de punta plana o un cuchillo.

  1. Usamos primero el destornillador o cuchillo colocándolo por debajo de la cabeza del perno de la bisagra y aplicando fuerza haremos que este levante. Recordemos que las bisagras se encuentran por el lado interno de la puerta, en el extremo contrario a la cerradura.
  2. Comúnmente las puertas poseen bisagras y para esta aplicación comenzaremos de arriba a abajo, una vez tengamos el perno lo suficientemente arriba, lo golpeamos levemente para que vaya saliendo, sin aplicar mucha fuerza en los golpes pues podemos deformar las bisagras. 
  3. Cuando logremos sacar la bisagra continuaremos con la inferior inmediata, así hasta sacarlas todas. 
  4. Ya que estén afuera, tomamos la puerta y con cuidado para que esta no se nos venga encima, la halamos. Ahora saldremos por el lado opuesto al lugar en donde se encuentra la cerradura en la puerta.  

Estando fuera de la habitación

Abrir usando tarjeta de crédito

Aunque se trata de un  método usado durante mucho tiempo no todos conocen su correcta aplicación. Por lo que paso a paso iremos desglosándola.

Antes de comenzar con la realización de la técnica, existen tres aspectos que se deben resaltar:

  • Solo tendremos resultados si no se encuentra cerrada la cerradura con llave. Debido a que aunque logremos liberar el pestillo, las puertas con cerraduras de seguridad poseen más de un seguro, por lo que tendremos que aplicar otro método para liberarlos.
  • La tarjeta a emplear no necesariamente debe ser una tarjeta de crédito, la podemos sustituir utilizando cualquier tarjeta similar, lo importante es que presente características flexibles pero resistentes. Para ser sinceros no recomendamos usar tarjetas de tanto valor, ya que podemos perderla al hacer fuerza durante la labor.
  • El tercer aspecto es que el pestillo debe estar visible y esto podemos saberlo observarlo entre la puerta que deseamos abrir y su respectivo marco, entre estas debe haber un espacio por donde meteremos la tarjeta.

A continuación el paso a paso para abrir una cerradura de seguridad con tarjeta de crédito:

  1. Para comenzar, tomamos la tarjeta que usaremos e iremos directamente a introducirla entre la puerta y su marco, ese es el espacio, podemos colocar la tarjeta directamente haciendo presión al pestillo; este posee una parte curva lo que aprovecharemos para que la tarjeta se cuele entre este y el marco.
  2. Realizaremos la presión suficiente y en el momento que el pestillo empiece a moverse inclinaremos la punta insertada de la tarjeta hacia la cerradura y el otro extremo hacia el marco, en un intento ayudar a que termine de levantarse. Si lo logramos, la cerradura se abre y libera la puerta.

Abrir usando llave bumping

Digamos que este tipo de llaves están en peligro de extinción porque su uso se ha limitado porque los delincuentes usan este metodo para cometer robos. 

También se puede decir que contar con un juego de llaves bumbing es como ser el amo de las cerraduras pues una de estas puede servir para abrir más de una cerradura, por lo que es una herramienta muy usada por los cerrajeros en sus jornadas diarias. Este tipo de llaves puede adquirirse mediante tiendas ferreteras, cerrajeras y vía internet.

  1. Al tomar la llave bumping e introducirla por el ojo de la cerradura debe entrar con facilidad, en caso contrario debemos dejarla a un lado y usar una que sí pueda entrar. Ya que como mencionamos hay diferentes tipos de llaves bumping.
  2. Si hallamos una llave que entre con facilidad, es muy probable que no gire y es normal porque sus hendiduras no poseen el mismo posicionamiento, lo que haremos será dar unos ligeros golpes a la llave con un martillo, sin doblarla, para que logre encajar completamente.

El objetivo de la llave bumping es igualar la posición de los pines del mecanismo interno de la cerradura, cuando estos estén posicionados o más bien alineados dejarán que la llave gire con facilidad, permitiendo que la cerradura abra. Si no se ha logrado volvemos a golpear levemente y nuevamente giramos.

Como seguro has notabo, las cerraduras, incluyendo las de seguridad, no son imposibles de abrir y los métodos mencionados son el ejemplo de ello. Por eso conocerlos es esencial para enfrentar un problema con estos mecanismos. 

No olvides que estas técnicas deben aplicarse únicamente para abrir tus cerraduras o las de terceros cuando el objetivo es ayudar a otros y no para fines delictivos. 

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM