Cómo abrir caja fuerte FAC con combinación

Cómo abrir caja fuerte FAC con combinación

Aunque las cajas fuertes llevan algunos años en el mercado todavía son una buena opción para aquellas personas u organizaciones que desean guardar o proteger ciertos objetos de valor. La razón es que aún es un reto para muchos apropiarse de algún objeto resguardado en una caja fuerte.

FAC es una empresa que se dedica desde 1931 al diseño, fabricación y distribución de elementos de seguridad como cajas fuertes, cerraduras, buzones, entre otros, para el uso tanto doméstico como profesional.

Los sistemas de seguridad FAC se ubican entre los más seguros por eso si no se cuenta con la contraseña, abrir una caja fuerte de este tipo nunca será tarea fácil. Sin embargo, hay formas como podemos hacerlo, así que para ayudarte te mostraremos los métodos de cómo abrir caja fuerte FAC con combinación.

Recuerda, solo aplica estás técnicas si eres el dueño y no tienes otra forma de acceder al contenido de la caja. Si intentas adueñarte o extraer objetos de alguna caja fuerte que no te pertenece, es preferible que dejes de leer y evita cometer actos delictivos, estos te pueden llevar a la cárcel.

Método de la combinación

Las cajas fuertes poseen una especie de rueda con números que gira, y en ella se va colocando la combinación correcta para abrir la caja. Así que este método consiste en conseguir la combinación correcta de números para que los discos que comprenden el mecanismo interior de seguridad abran la cerradura.

Este método suele ser complicado ya que debemos estar muy atentos en el procedimiento, pues se logra obtener la clave mediante los sonidos que emiten los engranajes internos.

  • Se comenzará girando la rueda hacia la derecha, de esta forma la rueda será desenganchada de las muescas internas.

Se puede colocar el oído junto a la puerta para escuchar mejor o si se cuenta con un estetoscopio puedes aprovecharlo (esta es la herramienta que usan los médicos para escuchar los latidos del corazón.

  • Mientras mueves la rueda habrá un punto en donde se escucharán dos chasquidos, debiendo ubicar exactamente en dónde se encuentra el sonido, pues seguido a esto hay que girar la rueda 180 grados exactos.

Esto también es conocido con el nombre de estacionar la rueda. Desde ahora, cada vez que se mueva la rueda se escuchará en cada ocasión que pase por la estación.

  1. El próximo paso es contar el número de discos. Esto se hace posible al detectar la cantidad de “clics” que se oyen.

Una vez que se sepa el número de discos, pasaremos a la fase final, conocer los números de la combinación.

  1. Se tendrá que colocar en cero la rueda, girándola hacia la derecha nuevamente, para luego girar hacia la izquierda y tendremos que anotar los números que se muestren en la rueda cada vez que se escuche un doble “clic”.

Así, hasta que se encuentre un número correspondiente para cada disco. Una vez hecho esto, se deben probar todas las combinaciones posibles hasta que la cerradura logre abrir la caja fuerte.

Método de uso de presión

Tengamos en cuenta que desde este método en adelante las aplicaciones a realizar causarán daño a la caja fuerte.

El método consiste en utilizar una palanca o un mecanismo de presión para lograr alejar la puerta del marco para que el cerrojo quede separado. Un método de fuerzas en el que debemos tener cuidado de no hacernos daño.

Las cajas fuertes actuales de gama de seguridad mediana vienen protegidas con un sistema en contra de este método, en las cuales se deja un espacio muy pequeño entre marco y puerta, reduciendo la posibilidad de utilizar una palanca y hacer fuerza en este espacio.

Método del taladro

Para este método, por supuesto, necesitaremos un taladro. Hay que tomar en cuenta que dependiendo del material con el que esté hecha la caja debe ser la broca o mecha para utilizar. Lo más sensato es usar mechas especiales, pues las cajas fuertes están diseñadas para soportar daños por taladros.

Algunas mechas especiales están construidas con materiales como el hormigón celular o aleaciones de manganeso, los cuales son muy resistentes. Se pueden utilizar mechas o brocas de punta de carburo o de diamante, estas brocas son más resistentes que el acero.

El método consiste en taladrar la puerta de la caja fuerte lo más cercano al sistema de seguridad, para así lograr ver los engranajes y obtener su combinación. Esto dejaría a la caja al descubierto y aunque no esté incapacitada, perderá toda la esencia de seguridad que aporta.

Método con radial o esmeril

Al igual que el anterior, este método puede inutilizar la caja fuerte, por lo que al obtener los objetos que tenemos dentro, probablemente habrá que desecharla.

Antes de realizar el procedimiento se debe determinar o concluir de qué material está hecha la caja fuerte. Si su estructura está realizada a base o con aleación con polvo de aluminio, por ejemplo, acero más polvo de aluminio. Este método no podrá realizarse porque los radiales no tienen efecto sobre este tipo de materiales.

En caso de no haber problema con la aleación con la que está construida la caja fuerte, procederemos a cortarla. Lo recomendable es comenzar con algunos de los lados o quizás cortar la parte superior sea un trabajo más fácil de realizar.

Método con soplete

Realizar un corte con soplete es recomendado para especialistas que dominen el trabajo con esta herramienta, porque es muy peligroso debido a la alta temperatura de operación y a su gran poder de corte.

Aun así, el poder de corte de un soplete es increíblemente poderoso. Existen materiales donde el soplete no tiene efecto alguno, como lo son el corindón o el óxido de alúmina. Es importante resaltar que el precio de las cajas fuerte que cuentan con este tipo de material es muy alto.

El método del soplete consiste en cortar alguna zona de la caja fuerte para poder acceder a su interior. De igual manera, se recomienda hacer cortes en los lados o en la parte superior.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM