Cómo abrir puerta placa trabada

Cómo abrir puerta placa trabada

La puerta placa es muy utilizada para interiores de casas y aunque en algunas ocasiones son usadas en exterior, no proporcionan un alto nivel seguridad. Así que, si se te ha presentado algún problema con este tipo de puertas, debes mantener la calma porque no todo está perdido. En las próximas líneas te estaremos explicando algunas técnicas de cómo abrir puerta placa trabada.

Qué es una puerta placa

Una puerta placa es aquella típica puerta que parece un armazón, y lo son, porque están armadas con chapas de madera o compuestos. Estas puertas pueden atascarse por diferentes razones, entre ellas:

  • Una llave que se traba: la llave no logra girar con facilidad.
  • Cerradura atascada: la llave gira hasta cierto punto o totalmente, pero la cerradura está trabada.

Puerta desnivelada: la puerta se tranca cuando se intenta abrir se siente como si estuviera apretada, a continuación te mostraremos como resolver cada uno de estos problemas:

Llave trabada

Si intentamos abrir la puerta y luego de introducir la llave en la cerradura no gira, no debemos forzarla, podría romperse y una llave rota en el interior de una cerradura es un problema serio, principalmente si no alcanzamos el trozo roto. Tenemos que evitar esto, ¿qué debemos hacer?

Verificar si la llave es nueva porque en ese caso, puede que no haya sido moldeada a la perfección. Podrías comprobarlo introduciendo otra copia de la llave o, si hay posibilidad, sacar otra o llevar a que la mejoren (en caso de ser una copia nueva).

Si no hemos podido resolver el problema quizás estemos tratando con un sistema de cerradura trabado.

Cerradura atascada

La mayoría de las puertas placa poseen cerraduras de pomo, por lo que es posible que este se encuentre trabado. Podemos también encontrar el caso de que sea el mecanismo interior de la cerradura el que esté atascado. Y sea cual sea el ejemplo que estés enfrentando, se aplicará una solución diferente.

A continuando explicaremos cómo puedes tratar cada una de las situaciones presentadas:

Pomo trabado

Podemos comenzar observando cómo se comporta el pomo o manilla de la puerta, por ejemplo, si se mueve introduciendo la llave y girándola.

Si vemos que no tiene un buen funcionamiento, debemos lubricar la cerradura. Este es un procedimiento rutinario, contamos con un sistema mecánico que puede trabarse con facilidad, la suciedad, el óxido, pueden ser algunos de los factores que influyan.

Lubricaremos la cerradura con polvo de grafito. El polvo de grafito puede obtenerse como spray en ferreterías o tiendas especializadas en este ramo. Si no tenemos acceso a él podemos extraerlo de un lápiz de grafito.

  • Tomaremos el lápiz y con un cuchillo o una navaja lo abrimos a la mitad, que no se trate de cortar en dos mitades, tenemos que abrirlo de manera que el grafito que se encuentra en el centro quede libre.

También podemos extraerlo sacando puntas al lápiz con el cuchillo y raspando el grafito. De esta forma debemos continuar hasta obtener una buena cantidad de polvo.

  • Habiendo hecho esto, con el cuchillo o navaja debemos ir raspándolo poco a poco, con cuidado para no romperlo, de manera que no queden pedazos de grafito grande, debemos obtener solamente un polvo fino.
  • Una vez tengamos el polvo de grafito procederemos a introducirlo a través del ojo de la cerradura.

Si has comprado el grafito, el polvo estará contenido en un recipiente cuya presentación permite que podamos introducirlo de manera sencilla por el ojo de la cerradura. Si el caso es que lo hemos hecho y tenemos un gotero, nos puede ser de gran ayuda, sino simplemente lo regamos en la llave o lo introducimos creando un embudo con una hija de papel.

  • Una vez que hayamos lubricado el interior de la cerradura, debemos introducir la llave y girarla. También podemos mover el pomo y la llave a la vez, para ir ayudando a que el polvo de grafito se difumine en el interior de la cerradura.

Pestillo trabado

El pestillo es esa pieza metálica que se abre y cierra cuando giramos el pomo, y también puede trabarse. Pero podemos liberarlo con una tarjeta de plástico o algún objeto que podamos introducir entre él y el marco de la puerta. ¿Cómo lo logramos?

  • Tomaremos como ejemplo que hemos conseguido una tarjeta de plástico, lo cual resulta excelente para sacar el pestillo.
  • La insertaremos en la ranura que se encuentra entre la puerta y el marco; lugar donde se ubica el pestillo. Para que sea una solución ideal, ubicamos la tarjeta 10 centímetros por arriba de la cerradura, para ir bajando hasta que encontremos el pestillo.
  • Aplicaremos fuerza sobre él mientras inclinamos para intentar introducir la tarjeta entre el pestillo y el cerradero. Una vez dentro hacemos un movimiento de palanca para que el pestillo retroceda y deje abrir la puerta.

Puerta desnivelada

En este punto también pueden influenciar muchos aspectos, entre ellos mencionamos:

Humedad

Si la puerta está expuesta a la humedad, es posible que haya absorbido agua, lo que hace que su tamaño aumente provocando que roce con el marco y dificulte ser abierta.

De haberse mojado recientemente, podemos intentar secarla con toallas o conectando un ventilador o un deshumificador cerca de la puerta en un tiempo determinado para que poco a poco pierda la humedad que posee y abra con facilidad.

Bisagras desajustadas

Las bisagras se encuentran por la parte del interior de la puerta; son dos placas metálicas unidas entre ellas por un perno. Lo que debemos hacer es verificar el estado de las bisagras, si se encuentran bien unidas o están fuera de lugar.

En el último caso podemos buscar un martillo o algún objeto con el que podamos golpearlo. Cuando vuelvan a su lugar, las bisagras funcionarán de manera normal. Este procedimiento debemos realizarlo desde la bisagra en la que se encuentra en la posición más alta y terminar con la más baja.

Cada método anteriormente detallado responde a una necesidad específica, y si logramos aplicarlo del modo correcto probablemente no volveremos a tener problemas con puertas trabadas. De modo contrario, regresa a este artículo para refrescar los procedimientos.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM