Como abrir una caja fuerte sin llave y sin clave

Como abrir una caja fuerte sin llave y sin clave

Las cajas fuertes son dispositivos de seguridad que nos permiten proteger de amenazas externas, a esos objetos de gran valor e importancia que tenemos en nuestras vidas. La versatilidad y los beneficios de disponer de una caja fuerte son tantos que, actualmente se comercializan modelos especialmente diseñados para ser prácticos tanto en el hogar, como en el negocio o la oficina.

Posiblemente, el único inconveniente de tener una caja fuerte sea, si extraviamos su llave u olvidamos la combinación que permite realizar la apertura. En cualquier caso, la solución más sensata sería solicitar los servicios profesionales de un cerrajero. Sin embargo, no siempre disponemos del capital para afrontar este tipo de eventualidades.

Por ello; en este artículo queremos brindarte una serie de alternativas, con las que podrás abrir tu caja fuerte sin mayores inconvenientes. No entres en pánico, que seguramente al finalizar la lectura habrás encontrado la mejor solución. ¡Muy bien, comencemos!

6 métodos para abrir una caja fuerte sin llave y sin clave

Los diferentes métodos que te presentaremos a continuación, deben ser ejecutados con la plena conciencia de que la caja fuerte podría sufrir daños irreparables. Considera tomar las medidas de precaución necesarias, a fin de garantizar la seguridad del contenido de la caja.

MÉTODO 1. Romper las bisagras

Esta técnica funcionará íntegramente en las cajas fuertes más antiguas; ya que en su tiempo de fabricación, los sistemas de seguridad no eran tan sofisticados o rigurosos como en la actualidad. Para llevarlo a cabo, necesitarás romper las bisagras de la caja fuerte utilizando un destornillador de pala ancha.

Para comenzar, ubica un pequeño espacio en la esquina en la que se encuentra la bisagra. Posiciona el destornillador y con la ayuda de un martillo, asesta golpes firmes y contundentes. Una vez introducido, continúa repitiendo el proceso hasta cortar las bisagras que sostienen la puerta. En algunos casos, podrás hacer apalancamiento; lo cual facilitará considerablemente la labor.

MÉTODO 2. Forzar el reloj

Este método es perfecto, para las cajas fuertes que dispongan de un reloj. Para comenzar, toma una pinza de punta y levanta lo más que puedas el lateral izquierdo de la placa; continúa hasta que veas un tornillo.

Una vez sustraído el tornillo, procede a introducir un alambre de acero por el interior del orificio y continúa hasta que te topes con el dial. A medida que avances, ejerce un poco de presión hasta que te topes con el primer disco.

Ahora, procede a girar el reloj lentamente hacia la derecha. Llegará un punto en el que la ranura del disco y el alambre de encontrarán; cuando esto ocurra significará que has hallado el primer número. Repite los mismos pasos en sentido opuesto, hasta que encuentres todos los números de la combinación.

MÉTODO 3. Perforar el anillo para forzar el reloj

Para comenzar, necesitarás de un taladro potente y brocas para perforar acero de diferentes calibres. Ahora, procede a perforar un agujero en el anillo que está junto al reloj de la caja fuerte; justo en el centro. Una vez hayas atravesado el anillo, inclina el ángulo de perforación hacia el centro del reloj; de esta manera buscaremos tener acceso hacia el interior de la caja fuerte.

Toma un trozo de alambre acerado y procede a manipular los discos del reloj, tal y como lo explicamos en el método 2. Repite el proceso hasta que logres obtener todos los números de la combinación y puedas abrir la puerta.

MÉTODO 4. Cortar con la radial

Introduce un destornillador de pala, en la esquina en la que se encuentran las bisagras. Justo en el punto donde el borde de la caja fuerte y la puerta se unen. Con la ayuda de un martillo, golpea el destornillador hasta que logre entrar.

Ahora que cuentas con el espacio suficiente, introduce el disco de la radial y procede a cortar las bisagras con mucho cuidado. Una vez las hayas cortado todas, utiliza el destornillador para hacer palanca hacia el lado contrario. Si has realizado bien los cortes, habrás abierto finalmente la caja fuerte.

MÉTODO 5. Cortar con plasma

Este método funciona de forma similar al de la radial, con la sola diferencia de que utilizaremos otra herramienta. Para comenzar, sigue los pasos anteriores y una vez llegues al punto de cortar las bisagras; procede con el cortador de plasma.

MÉTODO 6. Perforar la cerradura

Para comenzar, necesitarás de un taladro de gran potencia y una broca para acero de buen calibre y resistencia. Una vez tengas las herramientas a la mano, procede a realizar un agujero en el ojo de la cerradura. En un principio ve lentamente, de forma tal que hagas una pequeña base para evitar que la broca se resbale con la fuerza. Luego, aumenta la velocidad hasta que vayas viendo como el metal del interior de la cerradura se va rompiendo.

Una vez finalizado, introduce un destornillador con la ayuda de un martillo y gíralo para abrir la cerradura. Es posible que a la primera no resulte, por lo que tendrás que repetir el proceso hasta que la cerradura ceda. Por otro lado, puede darse el caso de que necesites repetir todo el proceso con una broca y con un destornillador más gruesos.

Consejos y consideraciones finales

En el desafortunado caso de que ninguno de los métodos antes descritos haya funcionado con tu caja fuerte, te aconsejamos que recurras a los canales regulares. A continuación, te explicamos más al respecto:

Servicio Técnico del Fabricante

Las marcas reconocidas y de prestigio; cuentan con servicios técnicos altamente efectivos y profesionales, para facilitar soluciones precisas a los clientes. Para acceder a sus servicios, necesitarás comprobar primero la acreditación que indica tu propiedad sobre la caja fuerte. Una vez verificado, seguramente te ayudarán sin ningún problema.

Servicios de Cerrajería Profesionales

Un cerrajero cualificado dispondrá de las herramientas y de la experiencia necesaria para solventar tu problema fácilmente. Tal vez no sea la solución más económica, pero tendrás la seguridad de que podrá abrirla sin mayores miramientos.

AVISO IMPORTANTE

El objetivo de este artículo es proporcionarle una alternativa gratuita, rápida y sencilla; a personas que necesiten abrir una caja fuerte, con el fin de solventar un inconveniente.

Aplica estas técnicas sólo en cajas fuertes de tu propiedad o bajo la autorización explícita de su dueño. También, toma en consideración que realizar estos métodos en espacios públicos pueden ser mal visto por otras personas o por las autoridades. Recuerda que el daño a la propiedad privada, robo, hurto y la apropiación indebida; son delitos penales.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM