Como abrir una caja fuerte sin romperla

Como abrir una caja fuerte sin romperla

Muchas veces tenemos en nuestro poder, objetos que necesitamos resguardar de terceras personas, como: armas, documentos importantes, pasaportes, divisas, entre otros. Aunque los bancos ofrecen servicios de cajas de seguridad, para mantener seguras nuestras pertenencias; resulta tedioso tener que dirigirse a la entidad cada vez que necesitemos acceder a ellas. Estas circunstancias, nos llevan a adquirir una caja fuerte para nuestro hogar o negocio.

Actualmente existen modelos realmente versátiles en el mercado, con sistemas de dispersión y protección contra desastres naturales (como incendios o inundaciones). Pero, luego de haber realizado la gran inversión de adquirir una caja fuerte; resulta como una verdadera pena tener que romperla, si perdemos nuestras llaves de acceso o combinación de seguridad.

Pero no tienes nada de que preocuparte; en este artículo te brindaremos una serie de soluciones, para que logres abrir finalmente tu caja fuerte sin romperla.

Abrir una caja fuerte sin romperla: Consideraciones previas

Existe una gran variedad de tipos y modelos de cajas fuertes en el mercado; cada uno de estos, orientados a las distintas necesidades de los consumidores. Algunos, pueden abrirse con los métodos que te enseñaremos a continuación; pero en caso de los más sofisticados, lo más seguro es que tengas que recurrir necesariamente al servicio técnico del fabricante o a un cerrajero profesional cualificado.

Para comenzar, es preciso que conozcas los distintos modos con los que podemos abrir una caja fuerte:

  • Abrir la caja fuerte sin romperla: La principal característica de estos métodos es que, no necesitan infringir ningún daño en la estructura de la caja fuerte. Por lo que se procede a abrirla, utilizando métodos alternativos.
  • Abrir la caja fuerte utilizando fuerza bruta: En el caso de que no sea posible abrir la caja fuerte utilizando los métodos no-invasivos, será necesario recurrir a técnicas más duras. La principal ventaja que ofrece es que, tenemos garantizado el acceso al contenido de la caja; pero, la misma quedará inutilizable.

Cómo abrir una caja fuerte sin romperla

En el caso de que te veas en la necesidad de abrir tu caja fuerte utilizando alternativas no convencionales, lo mejor será comenzar con los métodos no-invasivos. Estos te permitirán conservar la integridad de la caja fuerte, por lo que podrás seguir utilizándola como de costumbre en el futuro y no tendrás que adquirir un reemplazo.

MÉTODO 1. Ganzúa tubular

Para aplicar este método, primero tendrás que adquirir una ganzúa tubular. Esta herramienta cuenta con unos pernos retráctiles que se adaptan tanto a la profundidad de la cerradura, como a su forma interior. Por lo que, la ganzúa se amolda al cilindro y se crea una especie de llave.

Introduce la ganzúa en el ojo de la cerradura y suavemente, gírala de un lado a otro hasta que esta finalmente se abra. Utiliza el botón especial, ubicado al final de esta herramienta; para fijar la combinación que ha adquirido al ser insertada en la cerradura. De esta manera, podrás abrir y cerrar la caja fuerte todas las veces que sean necesarias.

MÉTODO 2. Forzar la cerradura con ganzúas

Introduce la vara tensora en el interior de la cerradura tipo Borja, y adiciona 3 contrapesos para comenzar. A medida que avances, deberás colocar los contrapesos que creas necesarios. Luego, ubica el tensor correctamente y procede a introducir la herramienta giratoria (también llamado girador) en el lado contrario del agujero de la cerradura. Ahora, gira lentamente el girador de un lado a otro; lo que buscamos con esta acción es, tocar todas las alforjas de la cerradura. Repite la labor, hasta destrabar el primer nivel del sistema de seguridad de las varas de cierre.

Continúa repitiendo el proceso anterior, hasta retraer todas las varas de la cerradura. A medida que avances, deberás ir colocando más contrapesos. Una vez finalizado, procede a quitar el resbalón y una vez logrado, la puerta de la cerradura se abrirá sin ningún problema.

MÉTODO 3. Combinación por estetoscopio

Esta técnica es perfecta para las cajas fuertes, cuyo mecanismo de apertura consiste en un dial. Posiblemente, la única forma de abrir este modelo (sin utilizar la fuerza bruta) sea mediante el uso de un estetoscopio. El método en teoría es bastante simple; ya que solo tendrás que buscar la combinación que permite abrir la caja fuerte.

Para comenzar, necesitarás de un estetoscopio y de estar ubicado en un lugar silencioso. Una vez acondicionado el espacio, procede a girar el dial varias veces hacia la derecha; lo que buscamos es regresar la cerradura a su estado de origen y que así, las ruedas del dial se desenganchen.

Ahora, colócate el estetoscopio en ambos oídos y ubica la campana en un lugar cercano al dial. Para encontrar el mejor espacio, tendrás que hacer un par de pruebas; el mejor sitio será el que te proporcione una buena acústica. A continuación, gira el dial lentamente hacia la izquierda; en el proceso debes prestar mucha atención a dos clics que vengan muy seguidos. Los primeros clics te sonarán en un intervalo uniforme, por lo que sabrás distinguir la variación. Una vez escuches el primer doble clic, deberás mover el día 180°; exactamente frente a su cara.

Ahora, gira el dial nuevamente hacia la derecha y escucha atentamente cada vez que pase por el punto de origen. Deberás tener cuidado de escuchar cada vez que se pase por dicho punto; ya que es el lugar en donde las ruedas se estacionan. Continúa girando el dial y toma nota de la cantidad de clics que escuchas. Una vez hayas dejado de escuchar clics, fíjate en cuantos han sido. Con esto sabrás, cuantos dígitos tiene la combinación de tu cerradura.

Conseguir la combinación

Gracias al proceso anterior, ahora sabes cuántos dígitos estas buscando; por lo que la tarea será un poco menos complicada. Para conseguir la combinación, traza un gráfico estadístico como el que te señalaremos a continuación:

  • Traza una línea horizontal y denomínala variable X, en ella colocaras los valores que tiene el dial señalados. Partiendo desde el 0 hasta el valor más alto que posea.
  • Ahora, traza una línea vertical y llámala eje Y. Aquí marcaras el número del dial en el que escuches los doble clics.

La mejor opción es, repetir este procedimiento de 2 a 3 veces. Con esto podrás comparar los puntos en los que todos los gráficos coindicen y así, seguramente ubicaras la combinación sin tantos problemas. En el caso de que no logres dar con la contraseña, establece un margen de error de 2 dígitos a las cifras ubicadas.

Por otro lado, escribe todas las combinaciones que hayas introducido y táchalas una vez hayas comprobado que la puerta no abre. No olvides intentar abrir la puerta con cada prueba; ya que muchas veces se olvida este paso.

AVISO IMPORTANTE

El objetivo de este artículo es proporcionarle una alternativa gratuita, rápida y sencilla; a personas que necesiten abrir una caja fuerte, con el fin de solventar un inconveniente.

Aplica estas técnicas sólo en cajas fuertes de tu propiedad o bajo la autorización explícita de su dueño. También, toma en consideración que realizar estos métodos en espacios públicos pueden ser mal visto por otras personas o por las autoridades. Recuerda que el daño a la propiedad privada, robo, hurto y la apropiación indebida; son delitos penales.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM