Cómo abrir una cerradura con un clip con esta técnica fácil

Cómo abrir una cerradura con un clip con esta técnica fácil

A todos nos ha ocurrido alguna vez que, por descuido olvidamos nuestras llaves en casa o peor aún, cerramos una puerta dejando las llaves dentro. Este tipo de incidentes ocurren cotidianamente en nuestros entornos laborales y familiares.

La primera impresión es preocuparnos porque nos hemos quedado afuera y la segunda, es tener que llamar a un cerrajero para solucionar nuestro problema. Pero ¿qué tal si te digo que puedes solucionarlo tú mismo con objetos que siempre tenemos a la mano?

En las películas es muy común ver como los personajes logran abrir las cerraduras de las puertas, valiéndose solo de un par de clips y unos cuantos movimientos de muñeca. La realidad es que sí es posible realizar esta acción y aprenderla, puede ahorrarte muchos dolores de cabeza. ¿Deseas conocer cómo? Continúa leyendo y aprende, como abrir una cerradura con un clip con una técnica fácil.

Cómo abrir una cerradura con un clip

Algo tan pequeño y económico como un clip puede no solo librarte de una emergencia, sino, además, salvarte de gastar mucho dinero en contratar a un cerrajero. Por lo general, estos suelen tener tarifas bastante elevadas y la ironía se presenta, cuando tras contratarlos notamos como saca de su kit de herramientas un par de clips o ganzúas, que al fin van a hacer lo mismo. Para evitar este tipo de situaciones, ¿por qué mejor no hacerlo tú mismo?

Existen tantos tipos de cerraduras, como métodos para abrirlas. Sin embargo, casi todas funcionan con un mecanismo similar, por lo que esta técnica te servirá sin importar el modelo de cerradura que tengas que abrir. Muy bien ¡manos a la obra!

Para comenzar necesitarás:

  • Clips de acero o sujetapapeles.
  • Alicate o pinza.

Sí, ya sé lo que estas pensando “¿de dónde saco un alicate en plena calle?. Tranquilo, esta no es una herramienta indispensable; solo es una sugerencia que te puede ayudar a modelar los clips con más facilidad.

También una opción es tener unos clips preparados y guardados en la cartera o monedero. Para la ocasión en que sean necesarios.

Ahora te enseñaré como abrir una cerradura con un clip en 7 sencillos pasos.

Paso 1

Toma el primer clip y con cuidado desenrolla uno de sus lados sueltos, hasta que quede completamente en línea recta; el otro extremo de la llave aún deberá tener la curvatura del clip. En la punta del ángulo recto, has un doblez de 5 milímetros hacia arriba (aproximadamente de 20°); de esta forma podrás presionar los pines que se encuentran dentro del mecanismo de la cerradura con mayor facilidad. Una vez hecho esto, habrás creado la llave ganzúa. Esta será la primera herramienta que te permitirá abrir las cerraduras.

Paso 2

Para hacer la llave de tensión, tienes dos alternativas:

  • Desenrolla ambos lados sueltos del segundo clip hasta que quede un alambre recto con una curvatura al final, similar a las antiguas antenas de conejo. Con fuerza has presión en la curva hasta que ambos alambres se junten. Dobla 1,5 centímetros del alambre doble hasta formar una L, de esta manera obtendrás una llave de tensión resistente.
  • . Desenrolla el lado suelto más largo del segundo clip, hasta que quede la parte recta con un ángulo de 90°; logrando así una forma de L. Aunque esta llave de tensión es funcional, no es la ideal. Aunque nos va a valer que es lo importante.

Paso 3

Introduce la llave de tensión que creaste en el paso anterior en el ojo de la cerradura, también llamada línea de corte. Deberás aplicar doble presión: hacia abajo y en la dirección en la que abra la cerradura.

Paso 4

Gira la llave de tensión para abrir la cerradura. Si no sabes hacia que lado abre, prueba con ambos. Comienza con el lado derecho y luego con el izquierdo, en uno de ellos sentirás un poco menos de presión. Ese será el lado hacia el cual deberás girar la llave de tensión en el siguiente paso.

Paso 5

Con la llave de tensión posicionada y haciendo presión en la línea de corte; introduce la llave ganzúa creada en el paso #1 y “rastrilla” hacia arriba. Recuerda mantener la presión en la llave de tensión a medida que mueves la ganzúa.

Paso 6

Trata de ubicar los pines, pasadores, clavijas o pernos que conforman el mecanismo de seguridad de la cerradura, por lo general estas cuentan con 5. Existen con 6 de mayor seguridad, ya que a más cantidad más dificultad de abrir y mayor seguridad.

Bueno al mover la ganzúa hacia arriba múltiples veces, logras que los pines se re-acomoden de igual forma como si insertaras una llave común, permitiéndote abrir la cerradura.

Paso 7

A medida que muevas ambas llaves, debes cambiar ligeramente la presión que apliques, de esta manera te aseguras de realizar todos los pasos correctamente. Mueve la llave ganzúa hasta desbloquear cada pin y una vez que escuches un ligero clic, no olvides de mover la llave de tensión para abrir la cerradura.

Si has seguido correctamente estos pasos… ¡Felicidades, has abierto tu primera cerradura!. Ya no tendrás que contratar los servicios de un cerrajero y si vuelves a olvidar tus llaves, podrás solucionar el problema con tan solo 2 clips.

Recomendaciones Finales

Para garantizar que has realizado de la manera correcta, todos los pasos para abrir una cerradura con un clip; sigue estas indicaciones adicionales que te asegurarán su efectividad y facilidad:

  • Asegúrate de que los clips que utilices sean lo suficientemente delgados para entrar en el ojo de la cerradura.
  • Utiliza clips de acero resistente o de lo contrario se doblarán cuando ejerzas presión. Estos no deberán tener revestimiento de plástico.
  • Recuerda que la llave de tensión debe tener forma de L y un largo de 1,5 centímetros. Mientras que la punta de la llave ganzúa debe tener una inclinación de 20° y medir 5 milímetros.
  • Procura medir la presión que imprimas en ambas llaves, al realizar los movimientos. Mucha presión podría doblar los clips y romperlos dentro de la cerradura.
  • La mayoría de las cerraduras abren de izquierda a derecha. Si te resulta imposible, intenta de derecha a izquierda.
  • Las cerraduras más viejas o que se abren con poca frecuencia, serán más difíciles de abrir con esta técnica, ya que pueden tener sus pines pegados u oxidados.

No hay mayor satisfacción que solventar un inconveniente con nuestras propias manos. Con esta facilísima técnica para abrir cerraduras, ya no tendrás problemas con tus llaves nunca más. No solo es rápida y económica, sino que te garantiza el éxito. Así que la próxima vez que se cierre una puerta, no dudes y ábrela.

AVISO IMPORTANTE

El objetivo de este artículo es proporcionarle soluciones a las personas que han olvidado sus llaves y necesitan solventar el problema. Aplica esta técnica sólo en inmuebles de tu propiedad o bajo la autorización explícita de su dueño. Recuerda que el allanamiento de morada es un delito penal.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM