Cómo abrir una cerradura de baño sin llave

¿Cómo abrir una cerradura de baño sin llave?

El baño es una de las partes de la casa con mayor importancia. ¿Qué hacemos si no podemos entrar al baño? Es difícil tener esta respuesta. Buscarle solución al hecho de haber perdido las llaves debe ser una de tus prioridades en caso de que esto te haya pasado

Existen métodos con los que puedas abrir una cerradura de baño sin llave que dañan el mecanismo de la misma por completo y luego debas suplantar por otra, así como existen métodos que se preocupan porque puedas abrir la cerradura y mantener la misma en buen estado

Cerradura Para Puertas De Baño en Mercado Libre Venezuela

¿Qué debemos hacer si nos encontramos con una cerradura del baño sin llave?

Perder las llaves no es tarea fácil, y aún más si es un baño que no es el de tu casa. Saliste del baño de la casa de tu amigo pero no recordabas que habías dejado el seguro pasado, más tarde alguien más intenta ir al baño y ¡Rayos! La cerradura no abre y nadie de la casa recuerda dónde han dejado la copia de la llave.

¿Y ahora? ¡Debes buscar una solución!

  • Método 1: Espátula de apertura

La espátula de apertura es una herramienta de uso profesional que es especial para cerraduras que cierran hacia adentro. Su uso es muy parecido al de tarjetas de plástico o de placas de rayos X pero con una facilidad que es que esta herramienta es especializada para cerraduras.

Su objetivo es maniobrar el resbalón hasta empujarlo y lograr abrir la cerradura sin ocasionar daños en el mecanismo

  • Herramientas: una espátula de apertura
  • Paso 1: ingresa la espátula de apertura en la ranura que existe entre el marco de la puerta y la puerta a una altura de 10 cm aproximadamente
  • Paso 2: cuando esté posicionada, baja con lentitud hasta llegar al resbalón y empieza a mover la espátula
  • Paso 3: una vez que estés seguro que el resbalón se encuentra entre la espátula, empuja en sentido contrario y así lograrás abrir la cerradura de baño sin llave
Espátula de Apertura 20 mm
  • Método 2: Una aguja de apertura

Las agujas de apertura son especiales para abrir cerraduras maniobrando directamente el resbalón, de esta manera evitas que intentando jugar con el mecanismo interno puedas dañar la cerradura.

Para este método necesitas; una aguja de apertura para cerradura

El tamaño de la aguja que necesites dependerá del espacio que exista entre la puerta y el marco de la puerta. Mientras más pequeño sea el espacio, más pequeña debe ser la aguja de apertura

  • Paso 1: Ingresa la aguja de apertura entre el marco de la puerta y la puerta a una altura de 30 cm por encima de la cerradura
  • Paso 2: cuando la aguja esté posicionada, baja lentamente hasta llegar al resbalón.
  • Paso 3: una vez que hayas llegado al resbalón debes empezar a mover la aguja hasta lograr captar con la punta de tu aguja el medio del resbalón, sabrás que eso haya pasado cuando tiendas que está comprimido el espacio
  • Paso 4: Por último, solo debes empujar en sentido contrario y lograrás abrir una cerradura de baño sin llave
Juego de Agujas de Apertura - 3 piezas
  • Método 3: tarjeta de crédito, carnet o radiografía

Si en tu casa no tienes herramientas que sean especiales para cerraduras puedes recurrir a medidas de emergencia. Puedes utilizar herramientas que puedas conseguir en casa y dominar tus destrezas para poder resolver un problema como perder las llaves de la cerradura de tu baño

  • Instrumentos: 2 tarjetas de crédito, carnet o radiografía. ¿Por qué necesitas dos? En caso de que mientras esté en uso una llegue a quebrarse debes tener otra de repuesto con la que puedas continuar el proceso. Procura que los instrumentos que utilices no estén en uso y puedas disponer de ellos

Este método consiste en dos simples pasos:

  • Paso 1: Introduce la tarjeta entre la puerta y el marco de la puerta a la altura donde se encuentra el resbalón de la cerradura
  • Paso 2: Haz presión en sentido contrario a la cerradura y empuja el resbalón
Así usamos la tarjeta de crédito según nuestra edad - Inteligensa
  • Método 4: Partir la manilla de la cerradura

Este es un método que puedes realizar en casos extremos. Compromete por completo la cerradura y luego debe ser cambiada por una nueva.

Antes de poner en práctica este método es recomendable que utilices la vestimenta necesaria que aportará seguridad a tu ejecución. Lo ideal es hacer uso de guantes para así evitar hacer daño a tus manos mientras utilices el martillo y lentes de protección para evitar que al partirse vuelven algunas partes de la cerradura y no te hagas daño en el rostro.

  • Los instrumentos necesarios son: Un martillo y un destornillador
  • Paso 1: luego de haberte colocado los guantes con el martillo debes posicionar para que al realizar los golpes quede entre la manilla y la puerta, es decir, a la altura del cilindro.
  • Paso 2: Luego de realizar golpes repetidamente es objetivo es tumbar la manilla por completo y romper el cilindro, una vez que esto pase, podrás maniobrar la cerradura desde adentro con el destornillador para poder abrirla.

Este método debe ser realizado por una persona que sepa manejar un martillo. Al ser utilizada mucha fuerza es de importancia el correcto posicionamiento de los pies y piernas para evitar lesiones.

No estar aglomerado de personas también es un punto clave, tal vez te preocupes principalmente por no hacerte daño a ti mismo, pero si tienes personas a tu alrededor, todos deben mantenerse protegidos.

Martillo de uña mango de madera 20 mm pulido | Tramontina

Entre estos métodos existen formas convencionales y no convencionales de abrir cerraduras. Pero no existe mejor opción que abrir una cerradura con su llave original. En caso de que te veas en necesidad de recurrir a métodos emergencia, es importante la seguridad propia.

Encuentra una forma de tener en resguardo al menos 2 copias guardadas en espacios distintos a los que puedas recurrir una vez que una emergencias como estas se presenten y luego tengas que verte en necesidad de abrir una cerradura de baño sin llave.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM