Cómo abrir una cerradura de llave larga

Rate this post

¿Cómo abrir una cerradura de llave larga?

Sin duda alguna, una sensación molesta es aquella en la cual se impide o se deteriora el ingreso a alguna propiedad a causa de la cerradura, pero este tipo de situaciones posee solución al contar con las mejores herramientas para afrontar cualquier problema que llegue a surgir.

Al contar con los mejores métodos, se podrán ejercer distintos trucos que llegan a abrir cerraduras de llave larga, para cada situación existe una herramienta específica que asegura la correcta ejecución de cada acción que deje la puerta con las mejores condiciones sin poner en riesgo la seguridad, así que hay mucho por explorar.

TqdS3Q9bray3SSxBQOeYg8PqSedHNJPXBPuZburWjv7AoBOv01N1TBWH27bf6 9MWZXFM2Q5OlgGmDnmGbKJ

Descubre la forma de abrir una cerradura de llave larga

Cuando se presenta una situación de una cerradura trabada o sin llaves largas, se debe realizar una serie de pasos que aseguran la funcionalidad de la misma e ingresar, lo mejor de todo es usar herramientas que no empeoren la situación o unas diseñas por tu cuenta que logren encajar con el problema para volver a abrirla.

El método ideal para ejercer la apertura de cerradura de llave larga, es en primer lugar tener calma, porque es una sensación desesperante no poder tener acceso a un sitio o hacia algunos objetos, pero es un suceso que pasa con frecuencia, donde el propio paso del tiempo termina influyendo para el deterioro de dichas cerraduras.

Es importante no empeorar las cosas, sino ponerse a la obra con las acciones indicadas para resolver ese pequeño inconveniente, donde no se requiera realizar algún daño colateral, sino obteniendo una solución apropiada sobre la situación, detrás de la intervención de un cerrajero, además de esto existen diferentes pasos a seguir.

Por ello cuando se presenta la menor falla, no se puede perder tiempo, sino más bien analizar lo que se puede hacer para que sea una situación peor, la funcionalidad de una cerradura depende el mantenimiento, como también de las acciones que se usen para mantener su funcionamiento.

Existen muchas vías para abrir una puerta para responder ante la situación, donde se puede utilizar una especie de palanca bien sea ejecutando una ganzúa, un gancho de pelo, en ocasiones se puede reparar de raíz hasta el punto de ser necesario eliminar las bisagras para lograr sacar la puerta, entre otros que permiten tener acceso rápido.

Todos los detalles para abrir una cerradura de llave larga

El método para abrir la cerradura de llave larga inicia en primer lugar con el truco de la palanca, siendo uno de los más populares y al mismo tiempo como algo sencillo, para ello hay que visualizar el tipo de cerradura con distinción para detectar el punto en el cual se adapta el pestillo junto con el marco que produce el cierre de la misma.

Cuando se haya detectado esta parte de la puerta, hace falta algún objeto que cumpla con el rol de palanca, bien sea una tarjeta común, como también un cuchillo cotidiano de cocina para usar su punta, una vez definas el objeto a utilizar, se inserta al mismo sobre el espacio que queda entre el pestillo y la puerta.

Una vez se coloque en ese espacio resta pasar con cautela sobre el pestillo para tratar de moverlo, aunque es más recomendable para esta tarea implementar un cuchillo de los que son especiales para untar, la idea es que el objeto sea duro para que pueda operar como una especie de palanca.

Aunque durante esta tarea no te puedes descuidar, ya que la madera o elemento estructural puede ser dañado, la idea es no estropear el marco para ampliar el daño, por otro lado se puede implementar otro paso como lo es la sustitución de la cerradura, para eliminar de raíz este tipo de problema.

Ante cualquier panorama complicado, sencillamente lo mejor que se puede hacer es extraer la cerradura vieja, o también hacer un intento adicional por lubricar, esto forma parte del cuidado y mantenimiento de cada cerradura que proporciona una extensa vida útil importante.

La recuperación o sustitución de la cerradura, se hace posible, mediante la extracción de los tornillos, porque son los que mantienen a la cerradura en esa posición, cuando se detecten se procede a retirar cada uno de estos, todo sobre un solo lado, para desmontar la cerradura paso a paso por partes.

Al sacarlo de un lado, se observa cómo queda expuesto el sistema interior, para seguir con la única tarea de retirar desde el otro lado y terminar de desmontar la cerradura, así se completa este método, donde cada paso realizado con cuidado se respalda a través de una buena proporción de herramientas.

Incidencias que no puedes pasar por alto al abrir una cerradura de llave larga

En ocasiones, no se desea cambiar la cerradura de llave larga, es decir cuando no hay suficiente conocimiento para hacerlo, y se presenta el temor de dañar el resto de la integridad de la puerta, se puede optar por retirar las bisagras, para desarmar la puerta por sí misma y ya luego resolver con comodidad el tema de la cerradura.

Esta tarea puede ser simplificada sin contratiempos cuando se traza toda un paso a paso junto con los elementos para cumplir con tal propósito, para retirar las bisagras, básicamente se requiere retirar las clavijas ya que son las responsables de unir las hojas de las bisagras, interponiendo un destornillador por debajo de la tapa y hacer palanca.

Con esa acción se va observando al perno para ir retirando con las manos o pinzas, hasta extraer por completo las bisagras, una vez que los pernos se hayan sacado es posible retirar la puerta con facilidad, lo que facilita el tema de acceder a la cerradura para trabajar sobre la misma y llegar al fondo del problema.

Estos problemas son más comunes de lo que se piensa, por ello se debe estar preparado con elementos como llaves de rastrillos, compuesto por acero alemán y es perfecta para esta clase de cerradura, estos elementos son el mejor apoyo para esta clase de misiones, cada tipo de cerradura amerita un trato distintivo.