Cómo abrir una cerradura de puerta de aluminio

¿Cómo abrir una cerradura de puerta de aluminio?

Las puertas tienen múltiples materiales con las que pueden ser diseñadas dependiendo de la calidad de seguridad que se necesite de ellas, del lugar en donde las mismas serán utilizadas, entre otros factores. 

Materiales como la madera y el metal, suelen ser usados para la fabricación de una puerta, así como son también populares las puertas de aluminio para el resguardo de la seguridad del hogar. 

Las puertas de aluminio tienen beneficios por sobre otros materiales

Una de las principales ventajas que suelen ofrecer las puertas de aluminio por encima de las acostumbradas puertas de madera, es que las mismas son ligeras, es por esto que son de uso popular en la parte interna de los hogares, así como en dentro de lugares en donde haya transito constante de personas. 

Las puertas de aluminio, además, pueden ser reforzadas por otros materiales y muchas de estas tienen también otros elementos a modo de adorno como pueden ser los vidrios y metales en su parte superior o inferior. 

Incluso se les agrega pintura a las mismas para darles un acabo moderno, por lo que las puertas de aluminio, han tenido una gran receptividad en los hogares, por su amplia variedad de modelos.  

Las puertas de aluminio tienen simples sistemas de montaje

Las bisagras con las que se sujetan las puertas de aluminio al marco de esta, suelen estar hechas del mismo material que estas, con el propósito de que la puerta mantenga su ligereza y además así se evita que el desgaste sea más rápido, pues no se oxida ni se deteriora con facilidad. 

Esto puede tomarse como un beneficio, si se necesita abrir una de estas sin poseer una llave para las mismas; desmontar las bisagras de la puerta de aluminio para quitarla por completo puede tomarse como una buena alternativa. 

En caso de que se necesite abrir una cerradura en una puerta de aluminio, se puede probar quitando por completo la misma del marco, desencajando las bisagras que la sujetan al mismo, utilizando herramientas que se pueden encontrar comúnmente y cuidando de no dañar estas. 

Una vez que la puerta de aluminio se haya retirado del marco, se puede evaluar su cerradura desde afuera, para, de este modo, verificar cuál es la falla y solventar o en todo caso, cambiar la misma. 

Las puertas de aluminio no suelen ser fáciles de romper

Las puertas fueron siendo mejoradas en su fabricación, precisamente para mejorar el sistema de seguridad que brindan las mismas y la creación de las puertas de aluminio, está pensado para evitar que se rompan con facilidad.

Pero a pesar de ser un beneficio, también se puede considerar una desventaja, pues en este caso, sería casi imposible romper una puerta de aluminio de no poder ser abierta la misma, mediante el uso de su cerradura. 

En el único caso en que esto se puede llevar a cabo es si se rompe otro de sus materiales que estén colocados en esta para mejorar su diseño, como sería el caso de algún vidrio o madera a modo de adorno. 

Una cerradura en una puerta de aluminio, se puede forzar con el uso de un clip

Un clip o u gancho para cabello son buenas opciones para forzar una cerradura en una puerta de aluminio y una de las formas en las que más comúnmente se lleva a cabo esta tarea. 

Se toma uno de estos y se dobla en forma que el mismo pueda ser insertado por el ojo de la cerradura, se va insertando de forma que vaya desbloqueando los pestillos internos de esta y cuando se esté asegurado que haya sido bien colocado en la parte interna de la cerradura en forma como se haría con una llave. 

Si el procedimiento se realiza de forma correcta, la cerradura debería ceder y al ser empujada la puerta de aluminio, la misma debería abrir. Si este proceso se logró llevar a cabo de buena manera, se puede notar con facilidad en las puertas de aluminio, pues las mismas suelen ser bastante ligeras en su apertura.

Se usar un cuchillo para abrir una cerradura en una puerta de aluminio

Otro objeto que se puede encontrar fácilmente y que puede ser de ayuda para abrir una cerradura en una puerta de aluminio, puede ser un cuchillo para untar. Debe tomarse en cuenta que el tipo de cuchillo debe ser esto, por sus características físicas. 

Un cuchillo para untar, no tiene bordes dentados, como es el caso de los cuchillos de sierra, además que estos tienen una punta redondeada que no se quedaría atascada en la cerradura. 

 El cuchillo puede ser usado de dos formas diferentes para esta tarea, una de ellas es siendo insertada por el ojo de la cerradura, al igual que se hizo con el clip o gancho para cabello y la otra, siendo usada en forma de palanca, entre la puerta de aluminio y el marco de la misma.

Se toma este y se inserta por el ojo de la cerradura de la puerta de aluminio y una vez que se encuentre bien colocado dentro, se gira en el sentido en que se giraría la llave. Para usarlo a modo de palanca, se toma el cuchillo y se inserta en la apertura, a la altura de donde se encuentra la cerradura. 

Se debería encontrar en ese momento con el pestillo que mantiene cerrada la puerta de aluminio y se presiona en dirección a la cerradura, de esta forma, la cerradura cede y abre la puerta. 

Las cerraduras en puertas de aluminio se pueden retirar de la misma para abrir estas

En una puerta de aluminio, los bordes con los que una cerradura está unido a ella suelen verse desde su parte exterior, teniendo acceso completo a ellas para poder retirarla en caso de ser necesario. 

Con el uso de herramientas como destornilladores, podemos retirar con cuidado, la cerradura de la puerta de aluminio, para poder abrirlas y una vez afuera, se puede verificar el estado de estas, para arreglar alguna falla que tengan o en todo caso, reemplazarla por completo. 

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM