Cómo abrir una cerradura doble paleta con destornillador

Si deseas saber cómo abrir una cerradura doble paleta con destornillador, en este artículo te mostraremos una técnica que, con frecuencia, suelen emplear aquellas personas que de algún modo se encuentran en apuros y necesitan acudir a métodos que realmente funcionen.

Pero primero identifica el porqué del problema, qué lo está ocasionando y cómo se puede solucionar antes de llegar a usar el destornillador. Aunque no lo creas, estos son detalles que marcan la diferencia, por lo que es un punto de partida.

Por lo general, las personas acuden a estos trucos no solo porque se le perdió la llave original, o porque esta no encaja, también se puede derivar de imperfecciones del mecanismo interno de la cerradura o porque está deteriorada como consecuencia de los años de uso.

Consejos claves para abrir una cerradura doble paleta con destornillador

Pese a lo que puedas estar pensando, abrir una cerradura doble paleta con destornillador no es tan sencillo, no por lo menos, en cualquier caso. Para hacerlo, debes considerar ciertos criterios que determinarán si la cerradura necesitará de un destornillador u otro elemento.

Por ejemplo, si antes de aplicar este método usaste otros que muy seguramente dejaron estragos en la cerradura de doble paleta, puede ser en el ojo central, que suele suceder cuando la llave de media vuelta no puede ser removida.

Lo importante es que te asegures de que la llave que usaste para tratar de abrir la cerradura sea la que corresponde. Esto es porque se puede confundir con otras, y aunque al principio parezca que sí es, al final te decepcionas.

Si por algún motivo te ocurrió esto, lo más probable es que en el mecanismo interno se produjo un bloqueo masivo en el segundo fleje.

Ahora bien, dicho todo esto, a continuación te explicaremos el proceso que debes seguir para abrir tu cerradura con destornillador:

Instrucciones para usar el destornillador en tu cerradura de doble paleta

Como es costumbre, cuando se comienza a realizar un proyecto del cual no tenemos conocimientos, o no se cuenta con la ventaja de haber hecho prácticas, es fundamental hacer el seguimiento del paso a paso, para que todo resulte exitoso.

  • Para comenzar, ubiquemos un destornillador que sea de característica de paleta ancha, es la herramienta idónea para hacerlo.
  • Luego, con toda la calma que puedas tener, arranca con la labor que consistirá en levantar la capa de metal de la cerradura, insertándola por el agujero central donde va la llave.

Estando allí, es importante que mantengas la concentración justo en ese punto para que puedas tener los detalles cubiertos sin sufrir alteraciones de último momento. No olvides que se está trabajando con un elemento, que aunque es común, no es tu zona de confort.

  • Pues bien, en el interior debes emplear una presión máxima, como si la vida misma dependiera de ello, la dirección correcta será hacia arriba, lo que es incomodo, pero es el sentido que se debe seguir.

Te preguntarás ¿qué pasa si inserto el destornillador hacia abajo, en lugar de hacerlo de la manera correcta, hacia arriba? La verdad, no pasará nada, y eso es lo peor, porque queremos que abra la cerradura y lo único que conseguirás será perder tiempo.

Arriba es donde se encuentra el rodeo de la llave, que es al lugar que queremos llegar por tanto, asegúrate de que lo que tanteas es eso, para que procedas a extraerla del sistema interno.

  • Al retirarla es necesario que se vuelva a reinstalar, pero de una manera diferente, del lado contrario de donde estaba. Antes, se revisa y ubica el problema, puede ser que algún tornillo esté flojo, o también que el desgaste ya le está pasando factura.

Si la repuesta es la última, puedes considerar realizar un cambio total de la cerradura doble paleta. Otra igual puede ser. Después de todo, las cerraduras son elementos que están expuestos a todo y tienen su ciclo.

  • En este punto si te preocupa el desboque como consecuencia de la intromisión del destornillador, no temas, eso también tiene solución. Ubica un martillo, y aplicar unos golpes justos , no te excedas en esta parte porque se puede hundir demasiado.
  • Hazlo repetidas veces hasta que quede lo más fija que puedas considerar. Este paso es crítico ya que los ajustes de las placas garantizarán que el sistema interno de la cerradura vuelva a funcionar sin que ocurra un desperfecto producto de esto.
  • Para finalizar, después de que las instrucciones se cumplieron con rigurosidad, insertas la llave original de la cerradura de doble paleta, procesando el movimiento de media vuelta leve, cuyo mecanismo funciona muy bien. Así que con eso abrirá la cerradura de la puerta.

Usa el destornillador como ganzúa 

Suena sencillo pero no lo es, es bastante complejo por la forma que tiene el ojo central de la cerradura. Es más, este método aplicado de esta manera puede ocasionar una pérdida total de la cerradura.

Pero, si tu caso es de emergencia, y de verdad necesitas ingresar a ese espacio, haz lo que tengas que hacer.

  • Solo localiza un destornillador pequeño, fino y largo, con eso bastará.
  • Ubica un llave de tensión para que la insertes en el interior de la cerradura, ubicándola justo en el lado superior de esta de forma fija. Acto seguido, introduces el destornillador por la misma ranura central, justo por debajo de la llave de tensión.
  • Cuando esté dentro del sistema interno, el trabajo allí será desmontar todo lo que encuentras en tu camino, es decir, si sientes que tropiezas con piezas, pueden tratarse de los seguros, trata de tumbarlos con empujes ayudado del destornillador.

Todo esto es hasta que llegues al final y puedas arrancar las maniobra de abrir la cerradura. Es como si usaras las llaves que pertenecen a esa cerradura. Recuerda: estos trucos puedes emplearlos en cerraduras de tu propiedad. Si intentas estas técnicas en puertas ajenas debes saber que estarás incurriendo en un delito que es penado por las leyes.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM