Cómo abrir una cerradura Fac sin llave

Cómo abrir una cerradura Fac sin llave

A menudo invertimos grandes cantidades de dinero en proporcionar seguridad a nuestros espacios. Con esto queremos decir que cuando instalamos una cerradura en las puertas de nuestras casas, lo hacemos pensando en qué tan seguros estamos o nos sentimos.

En esos casos, por lo general acudimos a ciertas marcas que, durante años han gozado de buena fama en el mundo de la cerrajería y por ende, han ganado nuestra confianza, como Fac. Saber cómo abrir una cerradura Fac no es tarea sencilla, pero si revisas en este artículo, sabrás lo que debes hacer.

Características de las cerraduras Fac

Las cerraduras Fac han acompañado a muchos dueños de hogares, tiendas y oficinas  a lo largo de los años. Seguramente ya has escuchado de ellas y, ¿qué es exactamente lo que has oído?, lo más seguro es que son anti-bumping.

El método bumping es uno de los empleados para abrir una cerradura que, por lo general, está cerrada o atascada por diversos motivos Los ladrones son los que popularizaron la técnica, que también es aplicada por profesionales de la cerrajería.

Pero en la mayoría de las cerraduras fac esto es imposible. Es por ello que gran parte de la población elige sentirse segura con Fac. Además, cuenta con la ventaja de poder convivir con otras cerraduras, sin problema alguno y hay opciones infinitas, en cuanto al aspecto o funcionamiento como por ejemplo, las cerraduras fac con llaves y las cerraduras fac sin llaves; que explicaremos en este texto.

Cerraduras fac sin llave

Las cerraduras fac sin llave son las clásicas cerraduras superpuestas soldadas o atornilladas a las puertas. De esas que se instalan únicamente en el interior de la vivienda, de modo que solo los que se encuentran dentro pueden tener acceso a ella para abrir o cerrar.

Por lo general, este tipo de cerraduras se usa como un complemento de seguridad. Es decir, como una segunda cerradura que nos permite estar aún más seguros en nuestro hogar.

Su funcionamiento consiste en que entre puerta y marco queda atravesada una barra de metal grueso y fuerte. Si algún delincuente quiere ingresar en la residencia, tendría que trabajar doble y le llevará más tiempo que invertir en la operación, ya que solo pueden abrirse por el interior.

Sin embargo, a veces podemos quedar presos en nuestro propio hogar cuando estas cerraduras se traban, ya sea por deterioro o por desnivel. Así que te mostraremos algunas técnicas para abrirlas.

Técnicas para abrir cerraduras fac sin llave

Abrir estas cerraduras es posible principalmente utilizando la fuerza y un tanto de lógica, ya que hay casos que requieren de ambas. No obstante, aplicamos una técnica para cada caso:

Si la cerradura está trabada

En caso de que la cerradura esté trabada debemos identificar la causa, por ejemplo: las cerraduras fac sin llave ubicadas en espacios exteriores como rejas y puertas de garaje, tienden a trabarse por culpa de la corrosión o por el óxido. Si este es tu caso debes realizar lo siguiente:

  • Utiliza un eliminador de óxido o en todo caso, una lija, para retirar el exceso de óxido.
  • Limpia los residuos.
  • Agrega aceite lubricante en el mecanismo de la cerradura. Principalmente en el lugar donde engancha la barra de cierre.
  • Mueve la palanca en sentido de abrir y cerrar varias veces hasta que se lubrique y abra.

Algunas veces estas cerraduras se traban porque tienen poco uso, así que cuando las requerimos e intentamos cerrarla, no funciona. Por eso debemos proteger las cerraduras que colocamos en espacios exteriores, ya que están expuestas a los agentes ambientales, que son muy corrosivos.

Si se rompió el mecanismo de apertura

A veces no podemos abrir nuestra cerradura fac porque se nos dañó el mecanismo de apertura mientras intentábamos abrirla o cerrarla. Esto puede ocurrir en cerraduras viejas y que han sido expuestas a forces del mecanismo, tal vez porque ha estado trabada o porque fue mal colocada y estuvo trancada desde siempre requiriendo más fuerza.

Así que en definitiva el mecanismo se dañó y la barra quedó pasada. Pues bien, en este caso, debemos usar la fuerza para sacar el pasador. Y, tenemos dos formas de hacerlo.

  • Empujando la barra.
  • Cortando la barra.

Para el primer caso vamos a necesitar una barra metálica o un cincel, y un martillo. Con esto:

  • Vamos a colocar el cincel en el extremo de la barra de la cerradura que queda encima del marco.
  • Golpeamos el cincel con el martillo para empujar la barra hacia la cerradura y lograr abrirla.
  • Debemos realizar varios golpes hasta lograr sacarla.

Para cortar la barra, vamos a necesitar una cizalla o cualquier otro cortador de metal manual o eléctrico. Este último es el ideal.

  • Tomamos el cortador de metal y lo colocamos encima de la parte visible de la barra que se ubica justo entre la puerta y el marco. Así evitamos dañar la puerta.
  • Si usamos un cortador de metal dentado, lo movemos de arriba hacia abajo en la barra para cortarla.

En caso de usar una cizalla manual debemos sujetar la barra con esta y cortar. Si usamos un cortador eléctrico o esmeril, el trabajo es aún más sencillo porque solo debemos colocar el disco por encima de la barra, y cortar.

Como es de esperarse, al cortar la barra la cerradura queda inservible. Pero con el cincel se podría reparar el mecanismo, de haber oportunidad.
Si está desnivelada
Estas cerraduras, en cierto modo, tienen altas posibilidades de desnivelarse, por varias razones:

  • No fue instalada por un profesional.
  • Está colocada en una puerta de madera.

Si tu cerradura no fue instalada por un profesional, corres el riesgo de que se desnivele o desde siempre haya estado desnivelada porque no se realizaron los cálculos adecuados a la hora de su instalación. Así que posteriormente el desnivel empeoró y la cerradura se quedó cerrada.

De ser así solo necesitas nivelarla. Usa una lima y un esmeril para soltar las puntadas de soldadura si está en una puerta de metal, sino simplemente elimina los tornillos, desmóntala y llama a un profesional para la re-instalación.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM