Cómo abrir una cerradura fanal sin llave

¿Cómo abrir una cerradura fanal sin llave?

Existe más de un tipo de cerradura en el mundo y cada una de ellas tiene un mecanismo único que las diferencia de las demás; un ejemplo de esta autenticidad es la cerradura fanal. Esta cerradura a simple vista parece poseer un mecanismo complejo, además de conferir una apariencia de alta seguridad y protección.

Entonces, cuando se posee esta cerradura fanal y se pierde la llave, ¿cómo se puede desbloquear esta cerradura tan compleja? Aunque en estas cerraduras no se pueda aplicar los métodos convencionales para abrir dicha cerradura, se pueden aplicar otros métodos y herramientas que garantizarán su apertura exitosa y correcta.

Rompe Cilindros Especial - Abrir Cerraduras - Herramientas de ...

¿Qué herramientas se deben usar?

Cuando se debe de hacer uso de herramientas más complejas y profesionales para hallarle solución a estos problemas, es imprescindible tener en cuenta la protección adecuada para evitar accidentes durante la labor; el uso de guantes, botas, lentes de protección y la vestimenta adecuada garantizarán una experiencia totalmente segura.

Una vez se cuenta con los materiales de protección, es hora de comenzar con la tarea: desbloquear la cerradura fanal sin su llave. 

¿Qué herramientas se deben tener a la mano para lograr abrir la cerradura? Una primera y muy buena opción es contar con la ayuda de un saca cilindros; debido a que en la mayoría de estas cerraduras el cilindro se encuentra sobresalido, será una tarea fácil para que esta herramienta retire el cilindro y se desbloquee la cerradura fanal

El saca cilindros se utilizará de la siguiente manera: se posicionará en frente del cilindro de la cerradura y se procederá a ajustar la base alrededor de esta, una vez la base se haya ajustado correctamente al cilindro de la cerradura, se jalará con la fuerza necesaria para retirarla.

Es importante resaltar que a veces no solo basta la ayuda del saca cilindros sino que debe usarse un extractor para que sea más fácil retirar el cilindro de la cerradura, puesto que se sabe que estas se encuentran integradas a la cerradura.

Lo mejor de usar esta herramienta para desbloquear la cerradura fanal es que no se corre el riesgo de que el mecanismo de la cerradura (o su estructura) se dañe a diferencia de otras herramientas que, aunque buscan una alternativa de apertura, pueden terminar dañando la cerradura.

Una segunda opción para lograr abrir exitosamente la cerradura fanal cuando esta no se encuentra bloqueada, o con la llave pasada, es el uso de una lámina lo suficientemente flexible y fuerte para quitar el resbalón de la cerradura. Dicha lámina puede ser una tarjeta de crédito (de preferencia que no sea utilizada), una radiografía o una botella.

¿Por qué una botella? Aunque suele ser un método extraño, de la botella se puede crear una lámina lo suficientemente larga y resistente, lo único que se necesitará será cortar transversalmente la base y el pico de la botella, una vez se ha recortado, se procede a recortar nuevamente pero de forma longitudinal para obtener la lámina.

Ahora, la lámina (o material que se ha elegido) se introduce por la parte de arriba y en el espacio entre la cerradura fanal y el marco de la puerta para intentar colocarla entre el resbalón y su respectiva ranura. La idea es forzar dicha lámina a que baje para que, una vez se ha logrado colocar entre en resbalón y su ranura, la puerta se abra.

Por último, la tercera opción se basará en el uso de un taladro para atravesar el cilindro de la cerradura fanal y lograr abrir la puerta. Durante este proceso lo único que se necesitará es el uso del taladro y una broca un poco más grande y larga que la ranura del cilindro.

La broca debe ser más larga y gruesa (o grande) que el cilindro para que pueda perforar correctamente la cerradura y se pueda desbloquear la puerta; entonces, se coloca en el cilindro donde iría la llave y se comienza a perforar hasta que lo atraviese completamente.

Una vez la broca ha atravesado la cerradura fanal, se retira y se apaga, y se procede a abrir la puerta.

https://shop.multipick.com/media/images/popup/image_33971W_3.png

¿Existen otros métodos para abrir una cerradura fanal?

Es importante recalcar que estos no son los únicos métodos que se pueden utilizar para desbloquear una cerradura fanal, dependerá también de las herramientas y habilidades que se posean además de la urgencia por desbloquear la cerradura. 

Aunque muchas personas estén familiarizadas con el lockpicking y las ganzúas requieren de tener cierta técnica o conocimiento para ser usadas, lo que las hace más fácil de descartar por su complejidad. Siendo muy útiles, no son las únicas herramientas que pueden cumplir con el objeto de abrir las cerraduras. 

Por ello, se terminan decantando por herramientas como palancas para manillas e incluso elevadores de manillas. 

Las palancas para manillas son una herramienta bastante útil y práctica que sólo requerirán ser introducidas a través del cilindro hasta el otro lado de la puerta para accionar la manilla y se abra sin tanto esfuerzo la cerradura fanal.

Del mismo modo, existen también las llaves bumping que buscan abrir la cerradura sin forzarlas o causarles averías a su mecanismo interno, todo ello gracias a la estructura que poseen estas llaves. 

Sus dientes afilados y extensos ayudan a alinear los cilindros internos de la cerradura fanal y, mientras se le da un golpe a la cerradura, se gira hasta que se desbloquee exitosamente.

En el caso de los elevadores de manillas se requiere de un cuchillo para tuercas adicional que complemente las funciones de esta herramienta; como lo indica el nombre, este elevador de manillas ayuda a elevar la manilla de la cerradura para insertar el cuchillo para tuercas y girar la tuerca que acciona la manilla. 

De esta forma se desbloquea fácil y exitosamente la cerradura. Sin embargo, es importante resaltar que esta herramienta no es recomendable usarse en manillas que posean escudos de seguridad instalados con tornillos desde adentro de su estructura.

Para abrir una cerradura fanal sin su respectiva llave no se necesita de mucho, lo único que se necesita es paciencia y las herramientas que más se adecuen a la persona y a la situación.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM