Cómo abrir una cerradura Hermex

Cómo abrir una cerradura Hermex

Como los incidentes, al igual que los olvidos, ocurren sin saberlo y sin quererlo, no contamos con la ventaja de averiguar cosas con anticipación como que, por ejemplo, repentinamente te olvides las llaves de tu casa, las roben o se te pierdan.

Puede pasar también que la cerradura de la puerta se quede atascada. En fin, una cantidad de acontecimientos inesperados que nos ponen en aprieto. Así que te mostraremos cómo abrir una cerradura Hermex, si eres de los que son fieles a las marcas.

Conociendo las cerraduras Hermex

Es común ver como las personas prefieren a unas marcas de cerraduras por encima de otras. Por tanto, se encargan de instalar esas cerraduras por todas las puertas de esa casa ,y, hasta lo hacen extensivo para otros lugares.

Si tú eres fiel de las cerraduras Hermex, y el caso antes mencionado es parecido a tu realidad, en este artículo te instruiremos para que estés preparado para abrir tus cerraduras Hermex.

Pero antes debes saber que Hermex, cuenta con una gran variedad de artículos destinados a la cerrajería, como: candados, bisagras, cerrojos y cerraduras bastante tradicionales con un estilo clásico que los han hecho famosos entre los propietarios de casas y otros espacios.

Por otro lado, ese tradicionalismo hace que el mecanismo de apertura sea tan semejante en comparación con otras marcas, por lo que se puede decir que son excelentes noticias para ti debido a que, los métodos que pueden aplicarse son los más populares.

Trucos para abrir una cerradura Hermex

Los trucos que se pueden emplear para abrir una cerradura Hermex son los mismo que existen desde épocas memorables. Aquellos cuya técnica solo se ha mejorado para transformarlas en métodos que puedan utilizar todos y no solo los delincuentes.

Tampoco podemos olvidar que muchas de estas técnicas son manejadas a la perfección por profesionales de la cerrajería; verdaderos maestros en esta labor, pero a los que podemos recurrir cuando el momento lo amerite, si ya hemos agotado las opciones.

A continuación te describiremos unos métodos infalibles para abrir una cerradura Hermex con tus propias manos, para que demuestres lo aprendido ante tus conocidos y que puedas auxiliarlos a ellos cuando necesiten.

 El famoso pedazo de alambre

El alambre es un clásico en el hogar. Lo tenemos para cualquier tipo de menesteres. Su función nunca se limita, está a la orden de la necesidad del día.

Para abrir la cerradura Hermex solo necesitarás un pedazo largo, grueso y semiduro, que sea muy flexible para moldearlo con facilidad y darle esa forma que hará que la cerradura abra.

Con un alicate daremos la forma al alambre, que debe quedar con un extremo curvado, semejante al de una percha de ropa.

Con otro trozo de alambre se elaborará una herramienta que aplique tensión sobre la cerradura. Servirá de apoyo para el alambre principal. Este alambre necesitará una forma de letra L, es decir, que uno de los extremos esté en un ángulo de 90 grados.

Puedes preparar todo el espacio en el que se trabajará con los alambres a la mano previamente identificados para que luego no te confundas y se complique la situación.

  • Comenzarás colocando el alambre de tensión dentro de la ranura de a cerradura Hermex, déjala insertada en la parte superior para que desde ese lugar ejerza la presión y que ninguna pieza se mueva de su sitio al momento de ingresar el otro alambre.
  • El siguiente alambre lo ingresarás por la misma ranura de la cerradura  pero, por debajo para que, de esta manera, quede encajado como si se tratará de la misma llave. Este deberá tantear los pintones que mantienen el bloqueo.
  • Continúa con tacto, así sabrás con exactitud cuántos pines tiene esa cerradura en particular. Por lo general, suelen tener de seis a cinco, puede variar dependiendo del modelo de la marca.
  • Seguidamente remueves los pistones. La forma correcta de hacerlo es girándolos hacia donde abre la llave, derecha o izquierda. Eso podrías comprobarlo por tu cuenta haciendo repaso mental de la dirección que corresponde.
  • Después que hayas logrado levantar cada uno de los pistones, ya queda lo más sencillo, solo ubicas el alambre que provoca la tensión y lo giras como si fuese la llave y esto provocará que la puerta abra.

Si los resultados no fueron exitosos a la primera prueba, no te permitas decaer y vuelve a intentarlo hasta que lo logres.

Truco de la palanca 

Este truco es  solo para aquellas cerraduras Hermex  que se encuentran trabadas o cerradas por cualquier otro motivo que no sea porque el seguro esté echado. De esta manera, no será nada productivo.

Consta en hacer palanca con un objeto largo y fino como una navaja, un pedazo de plástico u otro elemento semejante.

  • Se comienza deslizando el objeto en cuestión, llamémoslo navaja, por la rendija que existe entre el marco de la puerta y la cerradura, de arriba hacia abajo hasta llegar a la cerradura y buscar hacer contacto con el pestillo que queda en el marco.
  • El objetivo será desenganchar el pestillo de su lugar de asegurado para que puedas abrir la cerradura. Ahora, cuando sientas que ya lo tienes casi alcanzado, procura hacer el movimiento de apertura rápidamente, girando la manija.

Utiliza otra llave para abrir la cerradura Hermex

Esta técnica es simple, si es que se te quedó la llave original insertada por el lado contrario del que estás, y eso está generando un colapso, porque está atorada, entonces busca una copia de la llave, o también una llave maestra.

  • El método consiste en insertar la llave por la ranura que está a tu alcance y se encuentra libre, es probable que no entre completamente, por lo tanto buscarás un objeto que te preste el apoyo, un martillo puede servir.
  • Golpearás y girarás la llave, repítelo hasta que sientas que ya casi lo logras.

Golpea por última vez, es probable que escuches la otra llave caer, gira tu llave y listo, puerta

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM