Cómo abrir una cerradura multilock sin llave

Cómo abrir una cerradura multilock sin llave

Es probable que al menos en una ocasión hayas extraviado las llaves de casa y debiste quedarte afuera mientras alguien llegaba a tu auxilio. Y no está mal esperar ayuda, siempre que no tengamos una urgencia y no vivamos solos. Sí, porque cuando vivimos solos todo es más complicado, y una llave perdida puede significar toda una noche fuera de casa o un cerrajero como único auxilio (y ese es un dinero que nunca está dentro de nuestros presupuestos).

Por suerte para tí, nosotros sabemos cómo abrir cerraduras y en esta oportunidad te traemos algunos trucos que te enseñarán cómo abrir una cerradura multilock sin llaves. Uno de los modelos mas usados en puertas principales.

Con un bolígrafo y un clip para papel

¿Quién puede imaginar que con tan solo un bolígrafo y un clip para papel podemos abrir una cerradura? Pero es así, contando con cada uno de esos objetos podemos abrir una cerradura multilock sin necesidad de tener la llave. Claro, siempre que no tenga la llave pasada.

Acá lo más importante es seguir las instrucciones adecuadamente y no saltarse ningún paso.

  • Tomamos el clip para papel y lo desenrollamos.
  • Luego, tomamos la punta del clip para doblarla de forma que tenga un ángulo que no llegue a los 45 grados.

En cuanto al bolígrafo, solo necesitaremos la tapa, más específicamente, el gancho que sostiene la tapa. Procedemos entonces a quitar la punta metálica. Lo siguiente es doblar solo un poco la punta.

Ahora comenzaremos a abrir la cerradura:

  • Insertamos el extremo doblado del gancho del bolígrafo, por la parte más amplia del ojo de la cerradura.
  • Con el pulgar derecho aplicamos presión en el sentido en que abre la llave. Esto es necesario para preparar la cerradura al trabajo que se va a realizar a continuación.
  • Luego tomamos el clip para papel e insertamos el extremo doblado lo más profundo que nos sea permitido, justo por debajo del gancho del bolígrafo.
  • Movemos el clip para papel de abajo hacia arriba. A medida que hacemos eso, vamos aumentando la presión ejercida con el dedo pulgar sobre el gancho del bolígrafo.
  • También podemos hacer movimiento giratorios con el clip mientras realizamos el resto de la acción. Todo eso nos permitirá tener mejor resultado en el trabajo que hacemos con él. Aplicaremos esto hasta que tengamos abierta la cerradura.

Con ganzúa eléctrica

No sabemos con exactitud cuándo fueron creadas las ganzúas. Según, en un principio fue por cerrajeros profesionales, luego poco a poco fue abriéndose al público general. Lo cierto es que es una herramienta que con el pasar de los años sigue siendo utilizada, principalmente las ganzúas manuales; y digo esto porque esta herramienta evolucionó a modelos eléctricos.

En los últimos años han salido al mercado algunas empresas con modelos de ganzúas eléctricas. Aun no se convierte en un boom ni logra desplazar a la ganzúa original, pero lentamente se ha ido expandiéndo en el mercado.

Por su comodidad y facilidad al emplearse, se ha convertido en una herramienta fundamental para algunos cerrajeros, principalmente para los que no se aferran a los elementos tradicionales.

Las ganzúas eléctricas pueden adquirirse en tiendas por internet, y su uso se asemeja al de la ganzúa original, a diferencia de que la ganzúa eléctrica hace los movimientos por nosotros mediante la rotación de un motor impulsado por baterías.

  • El uso de la ganzúa eléctrica comienza con insertar la llave de tensión por la parte más ancha del ojo de la cerradura; es decir, en donde introducimos la llave.
  • Luego de colocarla debemos hacer presión de manera que la cerradura gire hacia donde normalmente abre, para que así los pistones del mecanismo se muevan levemente.
  • Posteriormente, por encima de la llave de tensión, introducimos la ganzúa eléctrica, para luego encenderla con el botón indicado y realizar ligeros movimientos de adelante hacia atrás, hasta que esos mismos movimientos de la ganzúa muevan los pines y quede abierta la cerradura.

Como último dato, debemos enfatizar que para abrir completamente la cerradura debemos mantener la presión con la llave de tensión mientras estamos manipulando la ganzúa eléctrica. Cuando esta termine de hacer su trabajo, el cilindro de la cerradura cederá para dejarla totalmente abierta, tal cual si estuviéramos usando la llave correspondiente.

Con taladro

Un taladro es una herramienta muy efectiva para abrir cerraduras multilock, el problema con su uso radica en que dejamos la cerradura fuera de servicio o inoperativa. Es una estrategia que también utilizan los cerrajeros profesionales, no obstante, debemos tomar en cuenta que necesitamos tener otra cerradura disponible al momento de la perforación para sustituirla de manera inmediata.

Para una cerradura multilock podemos usar una broca o mecha de cualquier material, aunque su grosor debe, por lo menos, ocupar la mitad del ojo de la cerradura para poder perforarlo y dañar el sistema de seguridad.

También debemos ser cuidadosos y tomar las medidas de seguridad necesarias para resguardar nuestra integridad física. Principalmente debemos tener precaución con nuestros ojos. Si es posible, protegerlos con unas gafas o lentes porque al accionar el taladro y perforar la cerradura, pueden saltar esquirlas metálicas que podrían resultar peligrosas si llegaran a hacer contacto con uno de nuestros ojos.

Para la ejecución simplemente colocamos bien la broca en el taladro, encendemos el taladro y perforamos profundamente en el centro del ojo de la cerradura. Una vez hecho este paso, introducimos un destornillador que quepa por el orificio y lo giramos hasta que abra la cerradura.

Con una tarjeta plástica

Esta es una técnica salvadora, común y utiliza una herramienta de fácil acceso, la popular tarjeta plástica. Y es que también funcionara abrir cerraduras multilock que no tienen llave pasada. Par lograrlo solo debemos:

  • Detectar que la puerta tenga una pestaña junto al marco.
  • Insertar la tarjeta unos centímetros por encima de la cerradura, dando prioridad a una de las esquinas.
  • Cuando la tarjeta toque el pestillo, la empujamos hacia abajo y hacía atrás, de manera que se cuele en el agujero del pestillo.

Lo siguiente es hacer palanca para mover al pestillo hacia la cerradura

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM