Cómo abrir una cerradura trabada con un taladro

Cómo abrir una cerradura trabada con un taladro

Hoy en día no es nada imposible realizar cualquier trabajo en la comodidad de nuestro hogar, y mucho menos si se trata de alguna emergencia. Imagina no tener al lado a un profesional o sencillamente, no contar con un presupuesto económico bastante elevado como para acudir a alguno.

Intentar abrir una cerradura con un taladro puede ser un último recurso ante una situación muy urgente o muy desesperada. Además, puede suceder que ya hayas intentado técnicas más sencillas pero, no has conseguido resultados satisfactorios, o lamentablemente puede ser que después de tantos intentos, la cerradura se haya trabado.

Abrir una cerradura trabada con un taladro, es una técnica muy drástica, lo que implica tener mucho cuidado en su curso, no solo puede traer consecuencias en la cerradura, sino en tu integridad física. Por suerte, te ayudaremos con pequeños consejos para que sepas cómo abrir una cerradura trabada con un taladro y salir ileso.

Materiales que necesitarás para abrir una cerradura trabada con un taladro

Antes de cualquier cosa, es importante señalarte que el uso de un taladro para estas operaciones, es una forma de forzar la cerradura, lo que indica que podrías dañarla por completo. Si aun así determinas optar por esa técnica debes estar preparado para cualquier resultado.

Los materiales que necesitarás son los siguientes:

Un taladro. Este debe estar en buen estado. Procura que sea de varias velocidades para que puedas manipular la intensidad de la perforación.

Un juego de mechas. Ten en cuenta que necesitarás varias mechas, una delgada para abrir un poco más la ranura de la cerradura y otra gruesa para eliminar los pasadores. Así que deberás contar con mechas de varios tamaños para facilitar tu elección.

  • Un punzón
  • Martillo Lubricante para cerraduras
  • Un destornillador

Utiliza lentes para protegerte, ya que puede caer algún tipo de partícula en los ojos.

  • Una vez ubicados los materiales antes mencionados, debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1. Lubricación

En primer lugar, asegúrate de colocar en la cerradura una gran cantidad de lubricante. Debes aplicar lo suficiente, de manera que cubras todo el circuito interno de la cerradura, al punto que mojes el lado posterior de la misma.

No solo el lubricante te ayudará en el deslizamiento y trabajo del taladro, sino que te evitará que se caliente la mecha ante el proceso. Por eso, además de cubrir con lubricante la cerradura por dentro, debes humedecer la punta de la mecha antes de introducirla y cada cierto tiempo mientras taladres.

Paso 2. Preparación del taladro

Para el uso del taladro, debes colocarle una broca resistente; si no estás familiarizado, esta no es más que el instrumento ajustado en la punta del taladro, y sirve para realizar perforaciones.

La intención con esta técnica es justamente perforar la cerradura y destruir los pistones de seguridad para liberarla.

Debes medir que la mecha sea un poco más gruesa que el agujero de la cerradura, y lo suficientemente larga para llegar hasta el fondo y poder atravesar por completo. De esa manera, destruirás todo el mecanismo de seguridad y la puerta abrirá.

Paso 3. Punto de perforación

Utiliza un punzón para introducirlo en la ranura de la cerradura y luego golpéalo con un martillo. Con esto lo que se quiere es, crear un punto que sirva de guía para perforar.

Este punto debe situarse justo debajo de la línea de fundición, la línea divisoria entre el cilindro interno y externo de la cerradura, para que mantenga la mecha sobre el tapón central. Este debe ser lo suficiente alto para perforar de manera efectiva a través de las clavijas de la cerradura.

Paso 4. Procedimiento

Coloca la punta de la mecha en la cerradura. Recuerda bañarla en lubricante y cada cierto tiempo retirarla para repetir el empapado.

En el momento de accionar y proceder a taladrar, asegúrate de que el movimiento que vayas a realizar sea en reversa.

Ahora bien, una vez que hayas taladrado y sientas que los pasadores ya no se encuentran en la cerradura, ni ningún pedazo de metal que impida la apertura, empuja la puerta y si aun así no abre, utiliza un destornillador. Gira el mecanismo de seguridad en la misma dirección en la que girarías una llave. El destornillador te ayudará a terminar de movilizar los pasadores de seguridad que pudieron haber quedado sin destruir.

Realizados estos tres pasos, podrás destrabar y liberar tu cerradura.

 Advertencias

  • Este procedimiento se lleva a cabo de una manera fácil, sin embargo, si ignoras o realizas de forma diferente lo que aquí te decimos, podrías salir lastimado.
  • Debes tener cuidado con los movimientos veloces de la mecha al accionarla contra el metal.
  • El daño en la cerradura es permanente, por lo que una vez realizada la técnica, deberás reemplazarla.
  • Este tipo de técnica no funciona con cerraduras oxidadas, mucho menos funciona con cerraduras que tienen combinaciones.

Recomendaciones

  • Trata de mantener un juego de llaves extra de tus cerraduras en un lugar de fácil acceso.
  • Acostumbra a realizarle mantenimiento a tus cerraduras, esto evitará que se oxiden o se traben.

Utiliza otros métodos para lograr abrir tus cerraduras o destrabarlas.

Hazlo lentamente. La intensidad con la que debes trabajar debe ser un tanto lento, si ejerces mucha fuerza o presión, podrías romper la mecha. Recuerda que con la mecha es que realizarás el proceso, por lo que debes cuidar de ella.

Trata de mantener la dirección del taladro y de que su nivel sea el mismo, recto. Así evitarás peores daños.

Recuerda que existen técnicas más sencillas para destrabar cerraduras, desde el uso de unos clips hasta un gancho para el cabello. Pero si quieres algo menos casero y un tanto más profesional, que aun así puedas realizarlo tú mismo sin ayuda de un cerrajero, puedes acudir al uso de ganzúas o llaves bumping.

No existen limitaciones algunas que imposibiliten resolver inconvenientes que a diarios se nos pueden presentar sin importar el lugar, con algo de técnica, ciertos  implementos y por supuesto nuestros consejos, seguro lograrás tu cometido.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM