Como abrir una puerta cerrada con llave por dentro

Como abrir una puerta cerrada con llave por dentro

A veces puede que salgamos con prisa hacia el trabajo o a alguna cita importante y con el lio de que vamos a llegar tarde a alg√ļn lugar terminemos dejando la llave pegada en la puerta y esto se nos convierta en un problema a la hora de ingresar a la casa.

Terminamos por tener una molestia por nuestro propio descuido, luego llamaremos al cerrajero, esperaremos que llegue y por √ļltimo esperar a que abra nuestra cerradura y podremos ingresar a nuestra casa, pues si no quieres pasar por esto de nuevo entonces qu√©date con nosotros y descubre como abrir una puerta cerrada con llave por dentro.

Abre puertas con llaves por dentro y quítate un dolor de cabezas

Este suele ser unos problemas más comunes de lo que crees, así que aquí les dejare algunos consejos para este problema. Aunque antes de empezar con la magia tienen que tener en cuenta una cosa antes de intentar abrir estas puertas.

Primero que todo la puerta solo se podr√° abrir si la cerradura de esta no esta pasada, o sea que podemos abrir puertas con llaves puestas, pero esto se nos har√° una tarea imposible cuando la llave que est√° pegada a la puerta esta girada.

Consejos para abrir una puerta por dentro

Ok empecemos desde el principio, primero que todo tenemos que estar seguro que nuestra cerradura no es de cilindros friccionados, así que empezaremos por meter otra llave que también pertenezca a la misma cerradura e intentaremos abrir. Los cilindros de fricción nos permitirán abrir las cerraduras desde adentro y afuera al mismo tiempo.

Estas como dije llevan como nombre cerraduras de cilindros friccionados o cerraduras de doble embrague esto nos permitir√° introducir una segunda llave y poder girarla aun cuando ya hay una llave introducida por el otro lado, este es un secreto que poseen algunas cerraduras el cual muy pocos conoces.

De hecho, cuando los cerrajeros son llamados para abrir puertas con llaves puestas por dentro ellos suelen comprobar primero si la cerradura que van a tratar tiene cilindros friccionados y si es as√≠ podr√°n abrirla a√ļn m√°s f√°cil con una llave maestra o incluso utilizando nada mas una ganz√ļa de precisi√≥n.

Si ya comprobamos que nuestra cerradura no posee cilindros de fricci√≥n entonces podemos intentar sacar la llave de adentro desde la parte de afuera, para esto tenemos que introducir una llave desde afuera y con la ayuda de alg√ļn objeto como un martillo le daremos golpes secos y fuertes a la llave hasta conseguir sacar la llave del interior con el impulso que le demos a la otra.

Tambi√©n podemos hacerlo de esta manera. Usaremos alg√ļn alambre resistente, o un pasador de cabello o tambi√©n un gancho o un clip, este lo estiraremos lo m√°s que podamos hasta tenerlo totalmente recto y liso.

Ahora lo que haremos con este alambre es introducirlo por el ojo de la cerradura para intentar empujar y sacar la llave que se encuentre en el interior. Para esto tenemos que ejercer presión en el alambre tal vez algunos golpes que hagan que la llave salga. Este método suele ser muy efectivo y casi siempre da resultados.

Pero este método no siempre es efectivo o no suele funcionar con cerraduras más modernas, si nuestra cerradura es algo antigua lo más seguro es que se trate de una cerradura sencilla, por lo que este método solo así será muy efectivo. Este método no funcionara con cerraduras que sean más modernas y obvio que la llave no debe de estar pasado.

Ok sé que esto ya es un clásico, el utilizar tarjetas, carnets, radiografías o plásticos de botellas para abrir una puerta, solo tenemos que introducir la tarjeta por la luz de la puerta ósea el espacio entre la puerta y el marco. Y luego tenemos que ir bajando hasta forzar el pestillo de la puerta.

Con la tarjeta vamos a empujar el resbalón de la cerradura hacia el interior de esta, aquí lo que estamos haciendo es utilizar la tarjeta como una palanca. Mientras hacemos esto tenemos que estar dando empujones a la puerta para que la forcemos, también servirá que con un objeto hagamos palanca desde la parte de debajo de la puerta.

Ok hay que decir que esta técnica ha sido tan practicada que hasta se ha vuelto un clásico que puede funcionar la mayoría de las veces en las que se practica. Aunque también hay que decir que es una técnica muy difícil de ser practicada a la perfección y para practicarla hay que tener paciencia en caso que no puedas abrir la cerradura en los primeros intentos.

También podemos dar uso a una llave Bumping o llave maestra, con esta herramienta podremos abrir cualquier tipo de cerradura. Claro que es obvio que no cualquier persona te venderá un juego de llaves Bumping ya que son una herramienta muy delicada como para que la tenga cualquier persona.

Estas son utilizadas por los cerrajeros para abrir cerraduras de puertas, y a pesar de que puede que no te las vendan en cualquier ferretería o mercado podremos conseguir un juego de estas en línea y a muy buenos precios.

Con las llaves Bumping o las llaves maestras solo tendremos que insertar está en el ojo de la cerradura y con un par de golpes los pistones deberán de ceder de manera sencilla, ósea que abrir la puerta no será nada complicado utilizando esta llave.

Pero, en fin, solo tienes que recordar que no es el fin del mundo, siempre hay maneras alternativas a tumbar la puerta de tu casa solo porque se te quedo la llave puesta en esta. Existen métodos muy sencillos como otros más complejos pero esto depende del tipo de cerradura.

También tienes que recordar que estos son métodos que solo van a deteriorar tu cerradura y puerta, así que lo mejor es llamar a un experto cerrajero que nos ayude con este problema y tener un poco más de cuidado a la próxima que salgamos de casa.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM