Como abrir una puerta con tarjeta

Como abrir una puerta con tarjeta

Abrir una puerta es una acci√≥n muy simple de realizar, introduces la llave en la cerradura, la giras y ¬°presto! Puerta abierta. Pero ¬ŅQu√© pasa si dejaste la llave extraviada en alg√ļn sitio? O, si por otro lado ¬Ņdejaste la llave dentro de la casa? Esto complicar√° un poco m√°s las cosas.

Existen diversos trucos para abrir una puerta sin tener la llave pero en este art√≠culo nos centraremos en uno, abrir una puerta con una tarjeta. Cualquier tarjeta ser√° √ļtil, aunque es mejor emplear una tarjeta de cr√©dito, aqu√≠ te mostraremos todo sobre este truco.

Recomendaciones

Si volviste a dejar las llaves dentro de la casa y no sabes cómo entrar, puedes emplear una simple tarjeta, cualquier tarjeta sirve, especialmente las de crédito, pero ten cuidado, con el esfuerzo puede ser que acabes estropeándola quedando inservible.

Puede ser cualquier tarjeta que este plastificada, aseg√ļrate de que sea flexible, sin embargo, debe tener cierto nivel de dureza, despu√©s de todo trataremos de forzar una cerradura.

Este truco solo ser√° viable para abrir puertas con cierre de pomo simple y cerraduras con pestillo de muelle o con borde inclinado. Si tu puerta cuenta con otro tipo de cerradura lo mejor es intentar otro truco o llamar directamente a un cerrajero capacitado que abra tu puerta en menor tiempo.

Tampoco está de más recordar que la puerta debe estar cerrada sin llave, si antes de salir has pasado el seguro no podrás abrir la puerta utilizando este truco de la tarjeta de crédito y tendrás que recurrir a otro truco.

Pero si no tienes el n√ļmero de un cerrajero o estas en medio de una emergencia y necesitas entrar r√°pido a tu hogar, y si tu puerta cumple con los requisitos antes mencionados, intenta abrir tu puerta con una tarjeta para poder entrar.  

Introducir la tarjeta en la hendidura

Una vez tengas la tarjeta en la mano deber√°s hacer lo siguiente; visualiza la hendidura que hay entre el marco de la puerta y la zona de la puerta en donde se encuentra la cerradura.

Desliza la tarjeta por esa hendidura aplicando un poco de fuerza, mantén la tarjeta apuntando hacia el lado de la cerradura, de esta forma se introducirá mejor en el borde inclinado, una vez sientas que se ha deslizado y se ha posicionado detrás del borde empuja la tarjeta hacia la cerradura, esto deberá hacer que el pestillo entre en la cerradura.

Si no encuentras el pestillo desliza la tarjeta de arriba hacia abajo hasta que sientas alguna resistencia y prosigue a emplear la fuerza, requerir√° cierta capacidad motriz destrabar la puerta deber√°s ser paciente.

Consejos

Recuerda agotar todas tus opciones antes de proseguir con este truco, revisa que no haya otra apertura por la que puedas entrar a tu hogar, puedes intentar entrar por una ventana, esto puede ser peligroso, inténtalo solo si confías plenamente en tus habilidades.

Si t√ļ casa cuenta con entradas alternativas, como alguna puerta trasera, deber√≠as ir a revisar primero, quiz√° alg√ļn otro miembro de la familia dej√≥ esta puerta abierta y te ahorrar√°s el esfuerzo si entras por ah√≠.

Si se te complica mucho puedes probar aplicando un poco de spray lubricante en la hendidura para hacerle m√°s f√°cil el trayecto a la tarjeta haciendo que se deslice por los mecanismos de un modo m√°s sencillo.

Escoge bien la tarjeta que usaras, recuerda que el proceso podr√° arruinar tu tarjeta as√≠ que lo mejor es que emplees una que no sea muy importante, de alg√ļn banco que ya no uses o alguna tarjeta plastificada que tengas en la cartera desde hace tiempo y que no tenga utilidad.

Sin embargo, la tarjeta que debes usar tiene que ser grande y flexible. La flexibilidad es importante para que la tarjeta se deslice por los apretados recovecos de la hendidura de la puerta.

Aparte de flexible la tarjeta deberá ser resistente, recuerda que el proceso puede llegar a arruinar una tarjeta de crédito, emplea una tarjeta resistente que pueda ser capaz de empujar el pestillo más fácilmente.

Si ves que se te dificulta empujar la tarjeta hasta el pestillo, prueba cortando uno de los lados de la misma hasta que quede en forma de ‚ÄúV‚ÄĚ de esta forma ser√° m√°s sencillo que se deslice por la hendidura.

Mientras que estés deslizando la tarjeta por la hendidura prueba empujar con tu otra mano la puerta, de este modo será más fácil abrirla finalmente.

Estarás haciendo palanca al mover la tarjeta de izquierda a derecha, recuerda que deberás ser paciente y realizar varios intentos, comienza hundiendo la tarjeta y moviéndola de arriba hacia abajo hasta que encuentres el pestillo y procede con el resto de los pasos.

Ventajas

Abrir la puerta con una tarjeta es un truco muy ventajoso por diversos motivos, uno de ellos es su f√°cil empleo.

 No tienes que esforzarte mucho para abrir una puerta con una tarjeta solo tendr√°s que tener un poco de paciencia y emplear al pie de la letra los consejos anteriores.

Es de fácil acceso, muchos consejos para abrir una puerta incluyen elementos que requieren cierto esfuerzo para conseguir, en cambio la tarjeta de crédito o las tarjetas plastificadas son un artículo que la mayoría de personas llevamos siempre en el bolso o en la cartera.

Este truco no causa da√Īos significativos a tu puerta, se trata de un truco que no comprometer√° la integridad de tu puerta, muchos trucos consisten en da√Īar el sistema de la cerradura o el marco de la puerta, este truco, en cambio, solo consiste en usar una tarjeta para presionar el pestillo para abrir la puerta.

Desventajas

Se trata de un truco que puede estropear mucho tu tarjeta de crédito haciéndola inutilizable en otro tipo de propósitos, tales como comprar con ella.

Es un truco que requiere de cierta practica para ser dominado, si es la primera vez que lo llevaras a cabo lo normal es que tardes mucho en abrir tu puerta, aunque no siempre. No te desesperes y sigue intent√°ndolo.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM