Cómo abrir una puerta de auto trabada

Cómo abrir una puerta de auto trabada

Existen muchas técnicas que explican cómo abrir puertas trabadas, pero muy pocas hacen referencia a las puertas de auto. Y entendemos que eso en parte se debe a que intentamos resguardar esas técnicas para evitar el robo de vehículos, pero ¿qué pasa cuándo se te traba la puerta de tu vehículo? ¿Cómo abrir una puerta de auto trabada si no conoces las técnicas?

Por eso consideramos oportuno crear este artículo para explicarte lo que debes hacer para abrir la puerta de tu auto. Pero antes es importante entender los tipos de mecanismos de autos

Y es que, por lo general, los mecanismos de bloqueo en los autos varían dependiendo del modelo y diseño, mientras más sofisticados sean, nos encontramos con sistemas tecnológicos y digitales que permiten acceder a su seguridad, en cambio los más antiguos suelen utilizar sistemas manuales.

Una vez aclarado esto, continuamos con las técnicas más comunes y de menor complejidad para abrir puertas de auto trabadas.

Cordones de zapatos

Es extraño que los cordones de tus zapatos puedan ser usados como herramienta para abrir la puerta de tu auto, y es que algo simple puede convertirse en una poderosa herramienta. Salvo que este método funciona únicamente en autos con mecanismos que abren alzando el botón de desbloqueo con dirección hacia arriba.

Funciona atando un lazo pequeño en medio del cordón, de manera que puedas engancharlo en el botón de seguridad que se encuentra en la parte de adentro de auto, por lo que deberás asegurarte de que la ventana pueda bajar un poco haciéndole presión; al lograr sujetar el botón con el cordón, tira de ella para desactivar el seguro.

Cuña inflable

Una cuña inflable te ayudará a crear espacio entre la puerta y el marco, además, cuidarás dañar la pintura del auto. Para ello necesitarás colocar la cuña entre la puerta y el marco. Luego inserta un objeto metálico como un destornillador o algún otro que sirva como palanca. Cuando la cuña cree suficiente espacio para una herramienta de acceso, procede a insertar la mano para intentar abrir por dentro.

Sucede que, en ocasiones, la puerta puede estar trabada para la apertura desde afuera, sin embargo, el acceso para abrirla puede ser más sencillo desde adentro. Por eso aconsejamos que la mano a introducir, sea delgada y tener mucha agilidad y precisión.

Tira de plástico

Para el uso de la tira plástica, debes realizar previamente lo de la cuña de aire, pero en lugar de usar el destornillador e introducir la mano, puedes deslizar por la rendija de la puerta esta tira plástica para intentar abrir. Es importante mencionar que funciona para las cerraduras que son del tipo donde se suele estirar la manija.

Corta la corriente

Otra de las opciones que te traemos ya tiene que ver un poco con mecánica, porque necesitarás proceder a cortar la corriente y sacar el seguro. Aunque esto puede ser un poco complejo para tí así que recomendamos consultar a un profesional de la mecánica porque realizar esta acción puede variar dependiendo del vehículo.

Tal vez puedas llamar a tu mecánico de confianza y consultar dónde, dependiendo del modelo de tu auto, se encuentran los cables o el mecanismo que debes desactivar para cortar la corriente.

Lubricación

A veces las puertas de auto se traban porque a la cerradura le falta lubricación. En este caso debemos resolverlo con un spray de polvo de grafito.

  • Introduce por el agujero, la cerradura el tubo del lubricante. Estos suelen traer un tubo delgado que cabe por el orificio de la cerradura lo que facilita la aplicación. Pero si no posee este tubo, puedes conseguir una inyectadora usada; debes limpiar y extraer un poco del polvo de grafito para inyectarlo cuidadosamente en la cerradura.

Una vez que hayas aplicado el lubricante, introduce la llave y gírala.

Recuerda en todo caso no ser demasiado brusco, ya que podría dañar la cerradura y estropearla para siempre.

Para automóviles con ventanillas manuales

En primera instancia, lo que debes hacer es quitar la manivela de la ventanilla. Para ello, ubica el tornillo que se encuentra en el centro de la manivela o una presilla de retención en la parte trasera.

Retira la manija interior de la puerta. Por lo general existe un cable o una varilla unida a la manija, si notas que no está nada de esto, el problema radica allí, por lo que deberás reemplazar por una nueva manija.

Retira el panel interior de la puerta

Como es de comprender si una puerta del auto está trabada, al menos puedes acceder a través de alguna otra, así que debes ubicarte en el Interior de la puerta trabada para poder realizar esta técnica. Dentro del panel de la puerta se encuentra el cableado que da vida al mecanismo de abrir y cerrar la puerta. Para poder dar con el problema debes retirar dicho panel.

  1. Saca los tornillos que retienen el panel interior de la puerta. Por lo general se encuentran en la parte de abajo y a los lados.
  2. Luego, desliza el panel hacia arriba, puedes ayudarte con un destornillador para hacer palanca y poder extraerla.
  3. Una vez retirado el panel, verifica si hay algún cable roto o suelto, ese podría ser el problema.

Revisa los cables o varillas de unión en el extremo del pasador. Muchos vehículos utilizan clips plásticos para retener el cable al mecanismo de cierre; busca detenidamente roturas y grietas.

Consejos

  1. Trata de mantener siempre la calma. Nada ganas con desesperarte, con cabeza fría podrás llegar más rápido a la solución.
  2. Evita la violencia. El estar calmado te ayudará a prevenir tener alguna reacción desfavorable y violenta. No golpees ni lances objetos al auto, luego te arrepentirás.
  3. Si necesitas ayuda, definitivamente puedes llamar al servicio de asistencia del auto. Sobre todo, si no puedes abrir ninguna puerta.
  4. Todas las técnicas de apertura a las cuales recurras para abrir la puerta del auto trabada, debes hacerlo con mucha sutileza, evita realizar movimientos bruscos o aplicar mucha fuerza en ellos, podría dañar la cerradura por completo.
Comparte WWW.ManualCerrajero.COM