Cómo abrir una puerta si la llave no gira

Rate this post

Como profesionales en cerrajería, sabemos lo frustrante que puede ser intentar abrir una puerta y darse cuenta de que la llave no gira.

🔓 Cómo abrir una puerta con seguro por dentro

No poder acceder a nuestro hogar o negocio puede generar ansiedad y estrés, especialmente si estamos en una situación de emergencia. Por eso, en este artículo, te explicaremos cómo abrir una puerta si la llave no gira.

Cómo abrir una puerta si la llave no gira

Antes de comenzar, es importante tener en cuenta que forzar la cerradura puede dañarla irreparablemente.

Si no te sientes cómodo haciéndolo tú mismo, es mejor que llames a un cerrajero profesional. Si decides intentarlo, hazlo bajo tu propia responsabilidad.

¿Por qué las alarmas para hogar sin cuotas mensuales son la mejor opción para proteger tu casa?

La seguridad en el hogar es una de las mayores preocupaciones de las personas en la actualidad. Por ello, es común que se busquen soluciones de seguridad para proteger las…

Ver más

La llave no gira en la cerradura: Soluciones paso paso

¿Por qué una cerradura puede atascarse y el bombín no girar?

✅ Partes de una cerradura por dentro

Problemas mecánicos

Uno de los motivos más comunes es que exista algún problema mecánico con la cerradura. Los elementos que componen una cerradura pueden desgastarse, aflojarse o desajustarse con el tiempo y el uso constante. Si esto ocurre, la llave no podrá deslizarse correctamente y la cerradura se atascará.

La llave no está bien insertada

En ocasiones, la llave no está bien insertada en la cerradura. Esto puede deberse a un mal uso de la llave, una llave duplicada que no encaja correctamente, o incluso a la acumulación de suciedad en la cerradura. Si la llave no está bien insertada, no podrá mover los mecanismos de la cerradura y el bombín no girará.

La cerradura está sucia

La suciedad es otro de los factores que puede provocar que una cerradura se atore y el bombín no gire. La acumulación de polvo, tierra y otros restos pueden obstruir los mecanismos de la cerradura y dificultar el movimiento del bombín.

Problemas eléctricos

En algunas cerraduras electrónicas, el problema puede estar relacionado con la fuente de energía. Si la batería está agotada o si el cableado está dañado, la cerradura no funcionará correctamente.

¿Cómo solucionar una cerradura atascada y un bombín que no gira?

Lubricar la cerradura

Una forma sencilla de arreglar una cerradura atascada es lubricarla. Puedes usar aceite de grafito o WD-40 para lubricar los mecanismos de la cerradura y facilitar el movimiento del bombín.

Lubricante de Grafito para cerraduras. Seco 100 ml

Ver en Amazon

Limpiar la cerradura

Si la cerradura está sucia, puedes intentar limpiarla con un cepillo suave y una solución de agua y jabón. Es importante que no utilices productos químicos agresivos que puedan dañar los componentes de la cerradura.

Reemplazar la cerradura

Si las soluciones anteriores no funcionan, es posible que tengas que reemplazar la cerradura por completo. En este caso, te recomendamos que acudas a un cerrajero profesional que te pueda asesorar sobre la mejor opción para tu caso en particular.

Llamar a un cerrajero

Si no tienes experiencia en reparación de cerraduras, lo mejor es que llames a un cerrajero. Un profesional podrá diagnosticar el problema y solucionarlo de forma segura y eficiente.

Muchas son las técnicas para abrir una puerta si hemos perdido la llave o la dejamos del otro lado; las alternativas van y vienen. Sin embargo, la situación cambia cuando se trata de posibles daños que imposibilitan la apertura.

Las cerraduras de las puertas pueden sufrir ciertos inconvenientes que si no son atacados a tiempo se convierten en daños permanentes. Contar con un kit de herramientas, no será suficiente para abrir una puerta si la llave no gira, ¿Cómo solucionarlo?

Veamos más con detenimiento qué hacer.

castle 1158201 1280
Cómo abrir una puerta si la llave no gira 8

Opción 1: Lubricar el mecanismo interno

Si al introducir la llave en el cilindro para abrir la puerta, esta no gira y queda atascada lo mejor será no forzar la rotación, ya que podría deformarla o en el peor de los casos, romperla.

Por tal motivo, recurrir al proceso de lubricación es una buena opción, puesto que muchas veces a las cerraduras se les oxida o reseca el mecanismo interno, debido a la exposición al sol que algunas sufren. Esto ocurre básicamente con las puertas principales o traseras.

Lubricante de Grafito para cerraduras. Seco 100 ml

Ver en Amazon

Lo recomendable es:

  1. Busca un aceite lubricante de grafito para cerraduras y un trapo viejo.
  2. Retira la llave de la cerradura. Si al introducirla no gira y mucho menos sale, probablemente sea porque quedó atascada, entonces, aplícale el lubricante por encima; de manera que moje tanto a la cerradura como la llave misma.
  3. Si por el contrario, puedes retirarla, aplica el aceite en la entrada de la cerradura para que entre al mecanismo interno. También humecta la llave para un mejor movimiento.
  4. Trata de aplicar lo suficiente, no importa que llegue a derramarse por el lado posterior. La idea es lubricar hasta la pieza más mínima que contenga.
  5. Deja actuar el aceite unos 30 minutos para que afloje un poco las piezas.
  6. Una vez lubricada la cerradura y la llave, procede a moverla hacia los lados, con la única intención de que gire el cilindro.
  7. Repite el proceso varias veces para que el aceite se deslice por toda la cerradura.
  8. Luego, intenta abrir como si jamás hubiese presentado ninguna dificultad.
new housing development 2821969 1280 1
Cómo abrir una puerta si la llave no gira 9

Otra manera de lubricar puede ser con el uso de grafito, puedes ubicar un lápiz y hacer lo siguiente:

  1. Retira la llave de la cerradura.
  2. Frota con el lápiz todos los dientes y los espacios entre ellos, como si estuvieses pintándolos. Cubre la llave de grafito tanto como puedas.
  3. Luego, introdúcela en la cerradura.
  4. Gírala.
  5. Retírala y vuelva a pintarla.
  6. Insertarla nuevamente y muévela otra vez.
  7. Puedes hacer este procedimiento en repetidas ocasiones para que expandas dentro de la cerradura el grafito y lubrique ampliamente.
  8. Después de asegurarte de impregnar todo, puedes introducir la llave para abrir.

Aunque no lo creas, el grafito es un lubricante muy eficaz, capaz de reducir la fricción entre los metales y engrasar sus cuerpos para un mejor deslizamiento.

Opción 2: Activa la cerradura usando una llave con la técnica bumping

Si quieres una solución un poco más rápida, con la que hagas accionar los pines del cilindro para eliminar el trabado que seguro ha de tener, esta técnica es la indicada y no debes contar con una llave bumping porque solo necesitas la llave original de la cerradura y un martillo.

Cuando se presenta este tipo de problemas, y no logramos hacer que nuestra llave gire, el uso de esta técnica puede ser la solución al problema. Lo que debes hacer es:

  1. Busca la llave de la cerradura.
  2. Introdúcela en la ranura de la cerradura.
  3. Con un martillo o cualquier otro objeto pesado, golpéala firmemente. El impacto levantará los pistones y destrabará la posición que tienen.
  4. Luego, intenta girar la llave. Si el golpe hizo efecto, los pines se ubicarán y dejarán libre el cilindro, permitiendo el giro.
  5. Si el golpe fue suficiente la llave girará y cuando des el giro que abre el pestillo, la puerta finalmente abrirá.

Llave bumping

Es posible que la llave no gire porque estás usando la llave incorrecta, así que sal de dudas, revisa la llave y asegúrate de que sea la adecuada. Si se trata de una copia es posible que tenga fallas y esté imposibilitando la apertura de la puerta.

Cerciórate usando otra copia, si no la tienes a mano, tendrás que crear una llave tipo bumping con la copia que estás usando. ¿Cómo lo haces?

  1. Lima las sierras de la llave, rebajándola y nivelando todos los dientes. Deben quedar al mismo nivel.
  2. Introduce la llave en la cerradura.
  3. Usa un martillo y golpea la llave para que llegue al fondo. El golpe sacudirá los pistones y los reajustará
  4. Gira la llave hasta el último punto y abre la puerta.

Ayuda profesional

Si con todo lo que te hemos indicado no has logrado nada con tu puerta, es hora de que consideres llamar a un cerrajero. Buscar ayuda profesional, es sin duda alguna una opción muy aceptable.

En ocasiones, por ahorrar un poco de dinero, acudimos a realizar ciertos trabajos nosotros mismos, pero hay que reconocer que, si no conocemos con detenimiento todo lo concerniente al tema o no nos sentimos aptos para el fin, lo mejor es buscar ayuda.

Un especialista, no solo hará bien el trabajo, sino que nos podría aconsejar como cuidar de nuestras puertas para evitar futuros daños.

Pasos para abrir una puerta si la llave no gira, en modo Resumen

  1. Lubrica la cerradura: A veces, el problema de que la llave no gira puede deberse a la falta de lubricación. Si este es el caso, puedes utilizar un spray lubricante para puertas o incluso aceite de cocina. Coloca unas gotas en la cerradura y espera unos minutos antes de intentar girar la llave de nuevo.
  2. Utiliza una llave de repuesto: Si tienes una llave de repuesto, intenta utilizarla. A veces, la llave original puede estar desgastada o dañada, lo que impide que gire correctamente.
  3. Aplica presión mientras giras la llave: En algunos casos, aplicar un poco de presión mientras giras la llave puede ayudar a desbloquear la cerradura. Utiliza una llave inglesa o una pinza para aplicar una ligera presión hacia la dirección en la que normalmente girarías la llave.
  4. Usa un lubricante en spray con grapas: Si la cerradura sigue sin abrirse, puedes probar a utilizar un lubricante en spray con grapas, que se vende en tiendas de bricolaje. Rocía el lubricante en la cerradura y utiliza una llave que no te importe dañar para intentar forzar la cerradura. Asegúrate de aplicar la fuerza necesaria para abrir la cerradura sin romper la llave en su interior.
  5. Cambia el cilindro de la cerradura: Si ninguna de las soluciones anteriores ha funcionado, es posible que el problema sea el cilindro de la cerradura. En este caso, tendrás que cambiarlo por uno nuevo. Puedes hacerlo tú mismo si te sientes cómodo haciéndolo o llamar a un cerrajero profesional.

Recuerda que estos métodos pueden no funcionar en todos los casos y que forzar la cerradura puede dañarla irreparablemente. Si tienes dudas o no te sientes seguro, es mejor que llames a un cerrajero profesional.

Consideraciones

Es inevitable que las cerraduras se deterioren, sobre todo cuando hay tantos factores que influyen. Es por eso que estos mecanismos ameritan de mantenimiento cada cierto tiempo, bien sea para sustituirlas, repararlas o lubricarlas. Esto nos lleva a detectar las posibles fallas, de modo que se pueda gestionar el buen funcionamiento de los mismos.

Sin importar cuáles sean las fallas, lo que interesa es aprender a preservarlas para garantizar su durabilidad. Para ello te recomendamos lo siguiente:

  1. Realiza una revisión periódica en tus puertas y cerraduras.
  2. Mantén en casa estas herramientas para cerrajería.
  3. Trata de utilizar cerraduras de buena calidad, para evitar tantos trabados y daños. Toma en cuenta que la seguridad de la familia no es un elemento que se pueda recuperar, lo mejor será garantizarla con el uso de materiales de primera.
  4. Evita darles tratos agresivos a las puertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *