CÓMO ABRIR UNA PUERTA TRABADA DE AUTO

Cómo abrir una puerta trabada de auto

Para abrir una puerta trabada de auto puede que necesites métodos diferentes a los que se realizan para abrir una puerta de una casa, debido a que los mecanismos de las cerraduras de los autos son diferentes a las cerraduras de las puertas comunes. Lo que nos ha llevado a elaborarte una lista de métodos específicos sobre cómo abrir una puerta trabada de auto.

Sigue leyendo y te enterarás de cada uno de ellos.

1. Agregando polvo de grafito

Este es el único método que puede ser usado para desatascar mecanismos trabados de cerraduras de autos y cerraduras comunes. Se trata de un producto comercializado, en ferreterías, tiendas de cerrajería y tiendas online especificas. El polvo de grafito, el cual ayuda a las piezas de mecanismos con exceso de fricción a deslizarse entre ellas de manera natural. Existe en presentación muy práctica como la versión en spray o en mismo polvo, siendo esta última, un poco más difícil de usar.

Su aplicación es de lo más simple:

  1. Debes rocíar el polvo de grafito en el interior del ojo de la cerradura. Esto impedirá el mal funcionamiento de las partes por roce o fricción excesiva al recubrir todas las piezas.
  2. Ahora solo necesitas introducir la llave por el ojo de la cerradura y girarla de manera cotidiana.

Polvo de grafito de un lápiz

Un lápiz puede proporcionarte el polvo de grafito que necesitas en caso de no conseguirlo en una tienda, o que te encuentres en una emergencia y no tengas tiempo para buscarlo. Para esto necesitarás:

  • Un lápiz de grafito que haya tenido muy poco uso.
  • Un cortador o un cuchillo para abrir el lápiz.
  • Una hoja de papel donde pulverizaremos el grafito.

Si tienes tiempo, puedes dejar remojando el lápiz desde la noche anterior en un poco de agua, a la mañana siguiente el grafito del lápiz saldrá sin necesidad de usar el cortador. Pero si necesitas actuar rápido:

  1. Abres el lápiz y retiras el grafito, con mucho cuidado para no cortarte.
  2. Con el cuchillo raspas la superficie del grafito para obtener el polvo, todo eso encima de la hoja de papel.
  3. Tomas la hoja, la doblas e introduces el grafito en polvo dentro de ella, de forma que no se pueda salir.
  4. Luego, irás golpeando poco a poco con algún objeto contundente sobre el grafito para evitar que hayan quedado fragmentos grandes, pues debe ser solo polvo.
  5. Desdoblas la hoja de papel que contiene el polvo de grafito con mucho cuidado para no perderlo, dejando una especie de pico en el papel que te facilite introducir el polvo de grafito en el interior de la cerradura.
  6. Una vez hecho esto, puedes insertar la llave en la cerradura, girarla varias veces de lado a lado para desatascar y abrir la puerta del auto.

2. Con un destapa cañería

Para este método es necesario contar con un destapador de cañería o también conocido como destapacaño, la idea es sacar el seguro que proporciona el cilindro de la cerradura. Esta es una herramienta que funciona en autos de modelos viejos. Así que si lo usas en un modelo actual, es posible que no te dé resultados.

  1. Toma el destapa cañería por el palo o sujetador que posee.
  2. Colócalo sobre el cilindro de la cerradura y ejecuta un movimiento tal cual como si estuviéras destapando algún desagüe. Es decir; luego de colocar el implemento sobre el lugar que deseas liberar, aplicas presión para después halar el palo o sujetador.

Si has logrado hacer el trabajo adecuadamente, con solo accionar la manilla abrirá la puerta, si no lo has hecho bien, podemos volver a intentarlo aplicando esta vez un poco más de presión.

3. Con una pelota de tenis

Para poder realizarlo debemos contar con una simple pelota de tenis y un cuchillo para perforarla. Aunque debes tener en consideración que la pelota debe encontrarse en buen estado para que pueda aplicar la presión necesaria al cilindro de la cerradura.

  1. Lo que harás con el cuchillo será cortar en la pelota de tenis un hueco con un diámetro de dos o tres centímetros. Guíate por el cilindro ya que el hoyo debe ser menor al diámetro del cilindro de la cerradura que deseas abrir.
  2. Habiendo realizado este paso colocas la pelota para que el hueco que has hecho encaje en el cilindro de la cerradura.
  3. Luego deberás aplicar la presión suficiente sobre la pelota hasta que esta se hunda y saque el seguro del cilindro. Muy parecido a la acción del destapacaños.
  4. Si todo se da correctamente, puedes abrir la puerta del auto ejecutando el movimiento de apertura sobre la manilla.

4. Desarmando la puerta

Si el auto está provisto de sistema eléctrico, es recomendable que antes de desarmar la puerta mandes a escanear el auto para verificar si el problema de que la puerta no abre se deba a una falla eléctrica y no un problema mecánico.

Entonces, si el problema es eléctrico, con el cambio de la pieza que se encuentra dañada solucionas el problema. De manera que si no conoces o no tienes experiencia en este campo, debes llevarle el auto a un mecánico o electricista con experiencia porque se trata de una zona delicada del automóvil.

Si por el contrario, el problema es mecánico o el auto no posee sistema eléctrico, puedes proceder a abrir la puerta. En este punto, debes recordar que este procedimiento depende del modelo de tu auto, ya que la ubicación de las partes y tornillos se encuentran en cantidades y lugares diferentes.

  1. En resumen, este método consiste en desajustar los tornillos que se encuentran por la parte de adentro de la puerta. En algunos modelos debemos quitar varias tapas que contiene la puerta o quitar los asientos para desajustar los tornillos que se encuentran debajo.
  2. Luego de haber desarmado la puerta, limpias y lubricas las piezas y juntas mecánicas, para destrabar esas partes.
  3. Armas todo nuevamente y abres la puerta como sueles hacerlo.

Es importante mencionar que si no cuentas con las herramientas necesarias o la capacidad para la aplicación de esta técnica, es recomendable dejar el trabajo a personal especializado.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM