como-atascar-una-cerradura

CÓMO ATASCAR UNA CERRADURA SIN QUE SE NOTE

Cómo atascar una cerradura sin que se note

Atascar una cerradura sin que se note puede servirte de gran ayuda si lo que se busca es dejar inutilizada el acceso a una puerta, escritorio, cajón, gaveta, armario, clóset, etc., sin que está pierda la estética o diseño del mismo dado que lo que se busca es que nadie noté nada fuera de lo normal y tampoco se dañe el contorno que rodea la cerradura.

Cuando pensamos en atascar una cerradura numerosas ideas pueden venirse a nuestra cabeza, pero es importante que sepas que no todos los métodos que puedes aplicar mantendrán la cerradura intacta todo lo contrario, si no tienes cuidado al realizar el trabajo puede que la cerradura no solo quedé atascada sino también puede romperse y hacer que el daño sea más grave, y ya después cuando quieras volver a utilizar la cerradura el costo económico puede elevarse y créeme que no serán nada grandioso.

Los métodos a aplicar no requieren de mucha ciencia y son lo bastante fáciles y funcionales que hará que nadie se percate de que la cerradura ha quedado inutilizable. ¿Quieres saber de cuáles métodos estamos hablando? Quédate con nosotros para que te enteres de todos y cada uno de ellos y así puedes optar por el de tu preferencia.

Consejos a tomar en cuenta

Antes que te metas de lleno con todos los métodos que se pueden usar, debes estar al tanto de ciertos consejos que harán de tu trabajo un resultado satisfactorio:

  • Lo primordial y de gran importancia es tomar este contenido como algo meramente informativo y para el uso de cerraduras que pertenezcan a tu propiedad, por lo que no debes usar ningún método con la finalidad de violentar otro tipo de cerraduras que no sean tuyas.
  • Puedes hacer uso de estos métodos en diversos tipos de cerraduras que no sean solo las convencionales, también sirve para aquellas de doble pasador o cómo se le suele llamar “cerraduras star”; asimismo puedes aplicarlo en pomos de cualquier tipo que presentan a simple vista el ojo de la cerradura.
  • Algunos métodos requieren de precaución y atención mientras se realiza el procedimiento, por lo que asegúrate de que tomar todas las precauciones necesarias, como, por ejemplo, hacer uso de los guantes para no mancharse con ninguna clase de líquido o químico que se introduzca por el mecanismo de seguridad de la cerradura.
  • Por último, toma en cuenta que depende del método que escojas, los resultados se verán con el pasar de algunos días por lo que si estás en un apuro opta por los más rápidos.

Sin más que decir, aquí abajo te dejamos la variedad de métodos existentes para atascar una cerradura sin que nadie lo noté.

Descubre qué métodos puedes utilizar para atascar una cerradura sin que se note

Lo más importante del tema ha llegado y hoy lo sabrás. Si creíste que atascar una cerradura era algo difícil, al leer detenidamente cada uno de los procedimientos notarás que son pan comido y no tardaras mucho tiempo en culminar alguno de ellos, tan solo necesitas del conocimiento, un poco de agilidad y todas las herramientas necesarias que permitan que se atasque la cerradura sin ninguna clase de problema.

A continuación, siéntete libre de escoger el método que más te parezca funcional para tu cerradura:

  1. Método de los palillos: sí, esos clásicos palillos finos que se usan para todo, para eventos, comidas, arreglos, papelería y demás; son tan funcionales, prácticos y económicos que valen la pena y sirven para atascar sin ningún inconveniente las cerraduras que queramos dejar inutilizables ¡Fantástico! ¿No crees? Pues bien, volviendo al tema, lo que harás es tomar un puñado de palillos finos y partirlos en varios trozos pequeños de manera que puedan colarse varios de ellos a través del ojo de la cerradura haciendo que se atasque y por ende al intentar ingresar la llave para abrir esta no pueda ni girar.
  • Super pegamento: imaginaremos que sabes de qué tipo de pegamento estamos hablando pues es bastante reconocido a nivel mundial y si no lo sabes hoy es el momento en que descubrirás lo mágico que puede ser, pues se utiliza para pegar casi cualquier cosa, pero ojo, hay que tener cuidado de manipularlo, porque cuando parte del pegamento cae en las manos puede resultar desastroso y terrible, así que lo mejor es que uses unos guantes gruesos para evitar cualquier tipo de infortunio. Muy bien, ¿cuál es el procedimiento? Tan fácil que no tomará ni 10 minutos dado que lo único que vas a hacer es introducir a través del ojo de la cerradura el super pegamento; sin tener miedo, coloca lo suficiente para que todos los pistones al pegarse se atasquen; posteriormente retira con cuidado la boquilla del super pegamento tratando de que no caiga nada por fuera.
  • Usa las virutas de metal: virutas o polvo de metal como más te guste llamarlo, son tan fáciles de colar a través de orificio de la cerradura que resulta ser un método fácil y perfecto para atascar la cerradura. Para ello tendrás que hacerte de una lija (puedes conseguirla en las ferreterías, de ser posible compra una gruesa) con la finalidad de lijar algún trozo metal que tengas en tu hogar. Al lijarlo trata de acumular suficiente polvo de metal, luego recógelo con cuidado y con la ayuda de un pitillo introdúcelo a través del ojo de la cerradura, tiene que ser lo suficiente para que se acople bien dentro de toda su mecanismo o estructura. Con realizar este método será imposible que la llave gire y nadie sospechará que hay polvo de metal dentro de la cerradura.
  • Método de la arena: en caso de que no tengas ni una lija ni mucho menos un metal que lijar y recolectar sus virutas tal cual como explicamos en el método anterior, recolectar arena también resulta funcional y perfecto para atascar de la cerradura y por ende tampoco gastarás dinero en ello. Para realizar este método tan solo debes seguir los mismos pasos como si fueras hacerlo con las virutas de metal y verás que la cerradura quedará atascada por bastante tiempo.

Advertencias si realizas estos métodos

La finalidad es clara, lo que se busca es atascar la cerradura más no romperla ni dañarla a términos externos; lo que se intenta es meramente atascarla para que ninguna otra persona puede abrirla o incluso, si tú mismo ya no quieres que esté en pleno funcionamiento correcto. Ahora, si en algún momento quieres que esa cerradura atascada (sea por cualquier método que usaste) vuelva a cumplir su función y abra de manera correcta con el uso de una llave, lo más recomendable es que llames a un cerrajero para que desmonte la cerradura y le realice un mantenimiento por dentro, de esta manera podrá eliminarse cualquier tipo de residuo que haya quedado atrapada dentro del mecanismo de la cerradura. Así que ten en cuenta que de igual forma puede costarte un poco de dinero realizar este tipo de trabajo.

En conclusión, sí puedes atascar cualquier tipo de cerradura, básicas, convencionales pero que posean un orificio para que la llave entre; que tiene sus pros y sus contras a futuro en caso de volver a querer usarla, pero esto ya dependerá de ti y del uso que quieras darle a esa cerradura, tan solo ten presente de realizar los métodos con suma precaución para evitar dañar algo más que la cerradura.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *