Cómo funciona una cerradura eléctrica o invisible

Cómo funciona una cerradura eléctrica o invisible

Parece ser que cada día, los delincuentes idean nuevas formas de vulnerar las cerraduras que instalamos en nuestros hogares. Los métodos son muchos y pueden ser desde los más violentos (taladro, extracción o rotura), hasta los más complejos y sofisticados (ganzúas o bumping).

Estas circunstancias, han obligado a los fabricantes a idear nuevos métodos para proteger nuestras casas o negocios, de las artimañas más utilizadas por los ladrones. Gracias a las marcas, ahora contamos con bombines de alta seguridad, cerraduras electrónicas que no utilizan llaves o las más innovadoras, las cerraduras invisibles.

Actualmente, este modelo de cerrojo está ganando una enorme popularidad en el mercado. Esto se debe a la imposibilidad que tienen los delincuentes, de tener contacto con el cilindro. Lo que quiere decir que, si no pueden verlo o acceder a él, no podrán vulnerarlo y nuestros recintos estarán a salvo.

Si deseas conocer cómo funciona una cerradura invisible, continúa leyendo y descubre todas las ventajas que puede brindarte instalar una de estas en tus recintos.

Ventajas de las cerraduras eléctricas o invisibles

Las cerraduras eléctricas o invisibles, se han convertido rápidamente en una excelente opción para todo aquel que busque un máximo nivel de seguridad. Todo ello es posible, gracias a su capacidad para permanecer oculta del ojo público. Esta función se logra gracias a su mando a distancia que, a diferencia de los cerrojos tradicionales, no cuenta con un elemento exterior que pueda manipularse.

Para cualquier hogar, negocio u oficina; instalar una cerradura de este tipo puede convertirse un aumento significado en el nivel de seguridad. Conozcamos a continuación, algunos de los beneficios:

Ventajas de instalar una cerradura eléctrica o invisible:

  • Cuenta con una sólida instalación, gracias a que los elementos del mecanismo están fabricados con una robustez única. Esta imposibilita la apertura a través de ganzúas o forcejeo.
  • El sistema de apertura que utilizan las cerraduras invisibles, les permite activarse o desactivarse a través de mandos a distancia que funcionan por medio de sensores magnéticos. Algunos modelos incluso, pueden auto-bloquearse si consideran como sospechosa la apertura.
  • El 90% de los robos por forzamiento de cerraduras, se llevan a cabo utilizando el método bumping. Esta técnica es imposible de realizar con una cerradura invisible, debido a que el delincuente no tiene acceso al cilindro.
  • Algunos modelos de cerraduras, integran un sistema que pone en alerta a los propietarios si algún acto sospechoso a tenido lugar. Esta acción se ejecuta a través del wifi al que está conectado el sistema de seguridad de la cerradura.
  • Posee detector de cierre de puertas; lo que quiere decir que, cuando el sistema detecta el cierre de la puerta, el sensor magnético la bloquea hasta que se abra utilizando el mando a distancia. Por otro lado, generalmente las cerraduras integran un botón de apertura; el cual brinda la posibilidad de desbloquear la cerradura desde el interior del recinto, en caso de que ocurriera un encierro.
  • Cuentan con alarmas de aviso acústicas; las cuales tras su configuración emiten un sonido de notificación cada vez que se abre o cierra una puerta.
  • Su diseño invisible, le permite ser muy discreta y sutil ante la mirada de curiosos. Por lo que es un elemento de seguridad extra que no levantará la sospecha de terceros.
  • Los mandos a distancia son fácilmente configurables y, pueden ser adaptados para abrir varias cerraduras utilizando el mismo dispositivo.
  • Este tipo de cerradura puede ser instalada en cualquier tipo de puerta; sin importar si es convencional, acorazada, de seguridad o blindada.
  • En el caso de que dejes instalada la cerradura antigua y adicionalmente, coloques una invisible; será una ventaja estratégica. Esto se debe a que un ladrón utilizará todo su tiempo y energía, intentando forzar la cerradura convencional (porque es la que ve) y una vez proceda a abrir la puerta, notará que le resulta imposible y desistirá del robo.

Cómo funciona una cerradura eléctrica o invisible

Las cerraduras eléctricas funcionan con un sistema automático; es decir que, se pueden activar o desactivar a través de un mini mando a distancia, similar al que utilizamos para cerrar las puertas de los automóviles. La ventaja de la configuración única del mando es que, sólo las personas que posean uno, podrán abrir la puerta en la cual esté instalada la cerradura. Este pequeño dispositivo es sencillo, discreto y cómodo; por lo que puede integrarse fácilmente a un llavero.

Los mandos a distancia que permiten la apertura de las cerraduras, funcionan utilizando códigos digitales encriptados. Esta es la medida de seguridad que han impuesto los fabricantes, para contrarrestar las potenciales vulneraciones de seguridad que pudieran intentar los ladrones con habilidades en informática. Este sistema de encriptación funciona automáticamente, por lo que el código de la cerradura y del mando cambiarán cada cierto tiempo; sin que el propietario tenga que preocuparse por nada.

Adicionalmente, algunos modelos de cerraduras eléctricas incorporan una alarma que se encarga de avisar cada vez que la puerta se abrirá o cerrará. Esta característica le permite a las personas que se encuentren en el interior del recinto, saber cuando alguien desde afuera intenta abrir la puerta antes de lo que lo haga. Lo cual se presenta como una ventaja en cuanto a la seguridad; ya que, nos coloca 1 paso adelante en caso de ser una vulneración a la propiedad. Además, en caso de que olvidemos cerrar la puerta correctamente; la alarma emitirá una alerta de aviso. Sin lugar a dudas, este sistema mantendrá tu casa o negocio libre de intrusos o ladrones; dándote mucha seguridad, tranquilidad y comodidad.

Por otro lado, las cerraduras invisibles incluyen baterías que pueden llegar a durar meses; por lo que el propietario puede tener la tranquilidad de saber que, el mecanismo funcionará perfectamente y no tendrá que recargarlas seguidamente. Adicionalmente, cuando la batería comienza a agotarse, la cerradura emitirá una alerta de aviso. La recarga de la misma es rápida y sencilla, por lo que no tomará mucho tiempo completar la tarea. En caso de que la batería se agote y aún se haya realizado la recarga, la cerradura entrará en modo de bloqueo accesible; lo que quiere decir que igualmente se podrá entrar y salir de la propiedad sin problemas.

La mejor cerradura eléctrica o invisible del mercado: Remock Lockey

Para finalizar, si estas interesado en adquirir una de estas cerraduras para instalar en la puerta principal de tus propiedades; te recomendamos la Remock Lockey. Esta cerradura posee un sistema bastante completo. Dentro de sus mejores características tenemos:

  • Su batería integrada puede durar aproximadamente 1 año. Pudiendo elegir entre pilas tradicionales o recargables.
  • Cambia los códigos de activación encriptados con mucha frecuencia, por lo que es casi imposible de copiar o hackear.
  • Es eco-amigable y algunos cerrajeros profesionales la consideran la mejor cerradura de seguridad del 2020.
Comparte WWW.ManualCerrajero.COM