Llave bumping – Todo lo que necesita saber

Llave bumping – Todo lo que necesita saber

El origen de la llave bumping se remonta, al uso profesional por parte de los cerrajeros en todo el mundo. Estas son llaves modificadas especialmente, para abrir cualquier cerradura que disponga de un cilindro común, al aplicar la técnica de apertura correcta. Este método tiene casi una década vigente y sigue siendo el favorito de la mayoría de los cerrajeros, para solventar fácilmente problemas de cerraduras bloqueadas.

Tal vez en los últimos años, hayas escuchado mucho sobre el uso de llaves bumping, sobre todo por parte de los delincuentes. Estos han tomado esta herramienta utilizada por los cerrajeros, para cometer sus fechorías sin ser detectados. Esta ola de crímenes es el motivo principal, por el que actualmente existen una gran variedad de cerraduras anti-bumping en el mercado.

Para aplicar esta técnica, es necesario poseer una llave especializada. Estas están diseñadas con una forma específica, que les permiten entrar en cualquier cerrojo y que al ser golpeadas levemente con un objeto contundente, permiten abrir las cerraduras sin necesidad de forzarlas.

No te preocupes si el procedimiento no te ha quedado del todo claro; ya que en el transcurso del artículo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre las llaves bumping.

¿Qué son las Llaves Bumping?

Las llaves bumping, toman su nombre de la técnica que se aplica para abrir una cerradura. En la cual, se introduce la llave especial en el ojo de la cerradura y con la ayuda de un objeto contundente (generalmente un martillo), se golpea en la cabeza de la llave, de tal forma que la fuerza del golpe (bump) se transfiera a la llave y de ahí, a los pernos dentro del cilindro. La intención es que el golpe tenga la fuerza suficiente como para hacer saltar los pernos, alineándolos tal y como lo harían si se introdujera la llave original de la cerradura.

Lo que hace especial a estas llaves y le permite entrar en casi cualquier cerradura, es la forma de sus dientes. Siguen un patrón uniforme a lo largo de la extensión de la llave, el cual se denomina “novecientos-noventa-y-nueve”.

Por lo general, no podemos encontrarlas en los negocios de nuestra ciudad, debido a la mala fama que han adquirido con el paso de los años, gracias a la delincuencia. Para adquirir una, tendremos que ir a una cerrajería y solicitar nos fabriquen una 999, a lo cual es probable que nos pidan una identificación para evitar problemas con la ley. Aunque por internet, es posible adquirir una gran variedad de modelos de llaves bumping sin ningún problema.

Beneficios de las Llaves Bumping

Se calcula que las llaves bumping pueden encajar en aproximadamente el 90% de las cerraduras que poseen nuestras puertas, ya que en su mayoría, contamos con modelos comunes y no anti-bumping. Es decir que, las llaves bumping cumplen una función similar a las llaves maestras.

El diseño de estas llaves permite que a través de un simple golpecillo, podamos abrir las cerraduras fácil y rápidamente, sin necesidad de forzarlas. A priori, tener la posibilidad de desbloquear una puerta sin recurrir a métodos drásticos como el uso de taladros, ganzúas o simplemente reemplazarla; resulta verdaderamente tranquilizante para los propietarios. Esto se debe a que disponer de una llave bumping, te permite salir airoso de situaciones desesperantes, como la pérdida de una llave o el olvido de la misma en el interior del hogar. Estas características convierten a estas llaves, en aliadas con las que todos deberíamos contar.

Por otro lado, en caso de un incidente, siempre tendremos la opción de llamar a un cerrajero y que se encargue de solventar la situación. Estos profesionales pueden ayudarnos en la difícil tarea de abrir nuestras puertas aún y cuando hayamos roto, perdido u olvidado nuestra llave. Por lo que es aconsejable disponer de un cerrajero de confianza que haga frente a este tipo de contrariedades.

Cómo hacer una llave bumping casera

Para fabricar tu propia llave bumping, necesitarás tan solo una llave sin tallar y una lima que permita modelar los dientes sin complicaciones. El secreto para crear una buena llave bumping radica, en que todos los dientes sean iguales en cuanto a su profundidad máxima; ya que estos serán los encargados de alinear los pernos según el amaestramiento. Toma en consideración, que el método que te indicaremos a continuación no funcionará con llaves de punto, ya que ameritan una técnica más compleja.

Materiales:

  • Llave en blanco, tipo serreta (también funciona una llave vieja que no utilices).
  • Lima de metal triangular.

Paso a Paso:

  • Con mucho cuidado y paciencia, lima todos los dientes de la llave hasta que sean exactamente iguales. Deberán tener una clara forma de “V”.
  • Cerciórate de que todas las puntas están alineadas y de que no sobrepasan la línea, de lo contrario la llave no funcionará.
  • Comprueba que la llave encaje en varias cerraduras. Si no lo hace, continúa limando los dientes hasta que entre perfectamente en todas tus cerraduras. ¡Listo, has creado tu propia llave bumping casera!

¿Dónde comprar Llaves Bumping?

Debido a la creciente fama que han adquirido estas llaves, podemos encontrarlas en un gran número de tiendas online. Si tu deseo es comprar llaves bumping económicas, puedes hacerlo a través de nuestra tienda de afiliación. Aquí encontrarás los mejores precios del mercado y una amplia variedad de marcas.

Por otro lado; actualmente se considera que la mejor cerradura anti-bumping del mercado es la Tesa TK100; gracias a que ha demostrado múltiples veces ser inquebrantable. Pero no podemos decir lo mismo de los modelos anteriores, que disponen de sistemas de menor seguridad; tal es el caso del TE60 y el TE80. Para esos podemos encontrar llaves denominadas “llave bumping Tesa, con las cuales tendremos la posibilidad de abrir estas cerraduras sin mayores complicaciones. Al igual que las llaves bumping comunes, podemos adquirir estas en nuestra tienda de afiliación; con un precio oscilante entre los 7 y 15 euros.

Conclusiones generales

Si bien las llaves bumping son aliadas con las que deberíamos contar para casos de emergencia, debemos tener plena conciencia de la brecha de inseguridad que aportan en nuestro día a día. Se estima que el 80% de los robos a hogares, tienen lugar gracias al uso del método bumping; todo ello debido a su simplicidad y a que no deja ningún tipo de rastro. Eso es también un problema pues las compañías de seguro se agarran a eso para evitar pagar. Como si no tuviéramos bastante en ese caso. Bueno, cosas como estas, convierten a estas herramientas en armas de doble filo; pero no por ello dejan de ser sumamente útiles si se les da el debido uso.

AVISO IMPORTANTE

El objetivo de este artículo es proporcionar una alternativa sencilla, rápida y cómoda; a personas que necesiten abrir una cerradura, con el fin de solventar un inconveniente. No lo contrario, que en caso de que creas que vas a cometer un delito, piensa que el peso de la ley puede caer sobre ti.

Utiliza una llave bumping sólo en cerraduras de tu propiedad o bajo la autorización explícita de sus dueños. Toma en consideración, que portar o utilizar esta herramienta en espacios públicos puede ser mal visto por otras personas o por las autoridades. Recuerda que el allanamiento de morada, daño a la propiedad privada, invasión de propiedad privada, robo, hurto y la apropiación indebida; son delitos penales.

Comparte WWW.ManualCerrajero.COM