MANUAL USO DE LA GANZUA RASTRILLADO

6 TÉCNICAS BÁSICAS: RASTRILLADO

En casa usted puede tomarse tiempo para abrir una cerradura, pero en la práctica la velocidad es siempre esencial. Este capítulo explica una técnica con la que puede abrirse rápidamente la mayoría de la cerraduras, el denominado rastrillado.





La técnica de apertura básica lenta del capítulo 4 palpa los pernos que tienen mayor fijación. Del diagrama de fuerzas que conocemos del capítulo 5 deducimos ahora un método de apertura rápida.

MANUAL USO DE LA GANZUA RASTRILLADO
Ilustración 6.1: El núcleo obstaculiza al perno de la carcasa en la salida de la carcasa

Supongamos que todos los pernos puedan caracterizarse mediante el mismo diagrama de fuerzas.
Continuemos suponiendo que todos los pernos estaban aprisionados y tuvieran la misma fricción. Observemos ahora el siguiente efecto: la herramienta de apertura roza con algo de presión sobre todos los pernos. Esta presión es lo suficientemente grande para superar a la fuerza del resorte y las fuerzas de fricción, pero demasiado pequeña para presionar los pernos del núcleo en la carcasa de la cerradura.




Cada presión que está entre la parte plana del diagrama de fuerzas y el punto superior de su pico la alcanzará. Dejemos ahora que la serpiente camine como herramienta de apertura sobre un perno. Este se moverá hasta alcanzar la carcasa de la cerradura, pero no entrará en la carcasa de la cerradura. Observe a tal fin la ilustración 5.3. La fuerza de colisión del perno del núcleo con la carcasa de la cerradura en la línea de corte resiste la presión de la herramienta de apertura. La herramienta de apertura se desliza sobre la columna de pernos sin presionar su perno del núcleo en la carcasa de la cerradura. Si se aplica el momento de torsión correcto, el núcleo de la cerradura girará levemente.
Cuando la herramienta de apertura abandona el perno, el perno del núcleo caerá nuevamente a su posición inicial, con la condición de que se mantenga la cerradura con los resortes hacia arriba. Pero el perno de la carcasa encontrará resistencia en el borde del núcleo de la cerradura y será detenido en la línea de corte. Observemos a tal fin la ilustración 6.1.
En esta teoría, la pasada de la herramienta de apertura sobre los pernos provoca la apertura de la cerradura.
En la práctica se posicionan generalmente uno o dos pernos durante una pasada individual de la herramienta de apertura, o sea, son necesarias varias pasadas. Básicamente es importante el rastrillado con la herramienta de apertura en ambas direcciones mientras se adapta el momento de torsión.




Mediante los ejercicios en el capítulo 8 usted aprenderá a encontrar el momento de torsión correcto y la presión correcta.
Usted descubrirá que los pernos de una cerradura tienden a posicionarse en determinado orden.
Muchos factores provocan este orden; más detalles al respecto en el capítulo 9. La causa principal es un error de alineación entre el eje central del núcleo de la cerradura y el eje sobre el cual fueron perforados los orificios. Véase ilustración 6.2.
En caso de que el eje de los orificios del perno se encuentre oblicuo respecto al eje central del núcleo de la cerradura, los pernos se posicionan p.ej. del perno 5 hacia el perno 1. Si se invierte el momento de torsión, es decir que se gira el núcleo de la cerradura en la otra dirección, los pernos se posicionan en la dirección inversa. Muchas cerraduras tienen este defecto.




El rastrillado es un técnica rápida porque no es necesario atender a cada uno de los pernos. Solo deben hallarse el momento de torsión correcto y la presión correcta. Los ejercicios del capítulo 8 le ayudarán a reconocer si un perno está posicionado y cómo se aplican las fuerzas correctas. Si una cerradura no se abre rápidamente, probablemente tenga una de las características que le fueron descritas en el capítulo 9. Entonces deberá concentrarse en pernos individuales.

COMO FUNCIONA: RASTRILLADO

1. Encaje la herramienta de apertura y el tensor. Tire hacia afuera la herramienta de apertura sin aplicar un momento de torsión para sentir la rigidez y el estado de los resortes de la cerradura.
2. Aplique un ligero momento de torsión con el tensor. Encaje la herramienta de apertura sin tocar los pernos. Cuando vuelve a retirar la herramienta de apertura, ejerza una ligera presión sobre los pernos. La presión debe ser levemente superior a la fuerza mínima necesaria que supera la fuerza del resorte.
3. Con cada tracción de la herramienta de apertura aumente gradualmente el momento de torsión con el tensor hasta que comience a posicionarse los pernos.




4. Mantenga así el momento de torsión y rastrille sobre los pernos que todavía no fueron posicionados. En caso de que otros pernos no estén posicionados afloje la tensión y comience nuevamente con tensión que ha encontrado en el último paso.
5. Apenas fue posicionada la mayoría de los pernos aumente el momento de torsión y luego rastrille con una presión levemente superior sobre los pernos. Esto posicionará luego los pernos que, como consecuencia de los bordes oblicuos, estaban posicionados muy profundamente.
6. Modifique la dirección del momento de torsión y comience en 2.

MANUAL USO DE LA GANZUA RASTRILLADO
MANUAL USO DE LA GANZUA RASTRILLADO




MANUAL USO DE LA GANZUA RASTRILLADO
Ilustración 6.2: Disposición de los orificios en el núcleo de la cerradura

7 APERTURA DE CERRADURAS AVANZADA

La apertura de cerraduras sencilla es un oficio que cualquiera puede aprender. Sin embargo, la apertura de cerraduras avanzada es un arte que requiere sensibilidad mecánica, destreza manual, concentración y pensamiento analítico.




En caso de que desee convertirse en un maestro de este arte, en muchos campos se superará a sí mismo.

7.1 HABILIDADES MECÁNICAS

Aprender el rastrillado es sorprendentemente difícil. Las habilidades mecánicas que usted ha adquirido en su vida han establecido subconscientemente patrones de pensamiento respecto a posturas y procesos de movimiento de sus manos. Esto puede ser un problema, ya que es necesario realizar movimientos independientemente de la fuerza aplicada.
Al abrir cerraduras usted debe aprender cómo aplicar una fuerza que permanezca pareja independientemente de la posición de su mano. Cuando retira la herramienta de apertura de la cerradura deberá ejercer una presión invariable sobre los pernos. La herramienta de apertura debe deslizarse sobre los pernos con presión constante sobre estos.
Para abrir una cerradura usted necesita una retroacción para poder evaluar los efectos de sus manipulaciones. Para obtener esta retroacción deben sensibilizarse todos los sentidos. La coordinación de los movimientos en el tensor y la herramienta de apertura puede adquirirse solo con mucha práctica.




La interpretación de las retroacciones mecánicas de la cerradura solo es posible con conocimiento y ejercitación. Los ejercicios le ayudarán a reconocer las informaciones importantes que recibe de sus dedos.

7.2 EL ZEN Y EL ARTE DE LA APERTURA DE CERRADURAS

Para ser sobresaliente en la apertura de cerraduras usted debe desarrollar una imaginación de reconstrucción visual. La idea detrás de ello es aprovechar todas las informaciones de todo sus sentidos para obtener una representación de la vida interior de la cerradura mientras la abre. Básicamente deberá intentar trasladar sus sentidos dentro de la cerradura para obtener una imagen de cómo reacciona frente a sus manipulaciones. Cuando haya aprendido a construir mentalmente esta imagen frente a su ojo mental, podrá elegir fácilmente manipulaciones que abran la cerradura.




Todos los sentidos pueden proporcionarle informaciones sobre la cerradura. La mayoría de las informaciones se recopila a través de los sentidos del tacto y del oído.
La nariza informa acerca de si la cerradura fue aceitada hace poco. El ojo y su conocimiento ayudan a evaluar si en la cerradura de este tipo está montada preferentemente esta o aquella clase de perno. Como principiante deberá utilizar los ojos para coordinar los movimientos de las manos. Cuando mejore, esto será solo una tarea subordinada. En los hechos, es mejor no clavar los ojos en la cerradura sino utilizar el ojo mental para desarrollar una imagen de los procesos en el interior de la cerradura.
Intente concentrarse en la cerradura en forma relajada. No fuerce la concentración. Tome también alguna vez otra cerradura. Trate de ignorar las sensaciones y pensamientos no relacionados con la cerradura. Intente no focalizarse en la cerradura.



7.3 PENSAMIENTO ANALÍTICO

Cada cerradura tiene sus propias características especiales que hacen que la apertura sea más fácil o más difícil. Si usted reconoce y aprovecha aquello que se denomina el “caracter” (o las características de la personalidad) de las cerraduras, la apertura será mucho más rápida. Básicamente deberán analizarse las retroacciones que provienen de una cerradura. Diagnostique sus particularidades y utilice luego su experiencia para decidir cómo acercarse a la cerradura para abrirla. El capítulo 9 aborda muchas de las posibilidades para aprovechar y superar estas características de la personalidad.
Mucha gente subestima las capacidades analíticas que se necesitan para abrir una cerradura difícil.
Consideran que la herramienta de apertura abre la cerradura. Pero no lo hace. Para muchos, el tensor es una herramienta pasiva que ejerce el momento de torsión deseado sobre el núcleo de la cerradura.




Permítame aclarar otro aspecto de las cosas. La herramienta de apertura palpa en los pernos para obtener de cada uno una información. Sobre la base del análisis de las informaciones se adecua el momento de torsión para posicionar los pernos en la línea de corte. Es el tensor el que abre la cerradura.
El aumento y la disminución del momento de torsión son apropiados en el rastrillado cuando se tiene problemas con la apertura con este método. Mediante la modificación del momento de torsión aumenta la probabilidad de lograr más pernos en la posición correcta. Por ejemplo: los pernos centrales están posicionados pero los pernos en los extremos no. Usted puede aumentar ahora el momento de torsión y rastrillar luego sobre los pernos centrales sin que los pernos centrales del núcleo penetren en la carcasa.
Si un perno no parece moverse lo suficiente cuando lo pasa la herramienta de apertura, trate de reducir el momento de torsión en el movimiento siguiente.




La capacidad de encontrar el momento de torsión correcto mientras se mueve la herramienta de apertura requiere una coordinación cuidadosa entre sus manos. Con la ejercitación, madura su capacidad de imaginación de los procesos en la cerradura durante el intento de apertura y usted mejora también gracias a ello en esta capacidad importante.

8 EJERCICIOS

En este capítulo encontrará ejercicios que le ayudarán a aprender los fundamentos de la apertura de cerraduras. Algunos ejercicios están dedicados a habilidades individuales como el conteo de los pernos, otros buscan desarrollar la coordinación de las habilidades. Para estos ejercicios usted necesita un cilindro de cierre barato con perno-gacheta, un tensor, una ganzúa medio diamante y una serpiente.




Cuando realice estos ejercicios, concéntrese en la obtención de habilidades, no en la apertura de la cerradura. Si quiere abrir una cerradura tome un candado muy barato del mercado de pulgas que se abre con un clip. Si no tuviera ninguno y por eso se concentra en la apertura de su cerradura, esto lo frustrará y su cerebro abandonará el aprendizaje. El objetivo de cada ejercicio es aprender algo sobre la respectiva cerradura y también sobre si mismo. Si una cerradura se abre, trate de recordar qué sintió, escuchó y realizó poco antes de la apertura. Ejercite como máximo durante 30 minutos. Deberá realizar una pausa a más
tardar cuando sus dedos le duelan y ya no logre una concentración relajada.



8.1 EJERCICIO 1 : CONTAR PERNOS

Tome la medio diamante con su mano preferida y oriente su lado plano de tal modo que pueda tocar con ella simultáneamente todos los pernos. Empuje la medio diamante en el canal de cierre hasta que su lado plano toque con seguridad todos los pernos del núcleo. No aplique un momento de torsión. Ahora presione todos los pernos totalmente en la carcasa de la cerradura. Escuche el clic que hace cada perno al saltar cuando retira lentamente la herramienta de apertura del canal de cierre.
¿Cuántas veces hizo clic? ¿Todos los clics se escucharon igual? Cada clic proviene de otro perno. Si usted apenas escucha algo, probablemente su cerradura esté muy sucia. Repita este ejercicio algunas veces en la misma cerradura e intente el mismo ejercicio en algunas otras cerraduras. ¿Nota diferencias? Todos los clics de una cerradura deberían escucharse igual; si no es así, hay diferencias en el perno y el estado del resorte.



8.2 EJERCICIO 2 : DEJAR SALTAR LA HERRAMIENTA

Para aprender cómo ejercer una presión invariable sobre los pernos mientras se mueve la herramienta de apertura, realice por favor el siguiente ejercicio. Utilice alternadamente la serpiente y la medio diamante y una cerradura abierta. Preste atención solo a la punta la parte activa de la herramienta de apertura que toca los pernos.
Trate de mantener la herramienta de apertura con el pulgar y el dedo medio en la parte delantera del mango de manera que la parte posterior se apoye entre el pulgar y el dedo índice. Coloque el índice sobre el mango y genere y sienta la presión con el índice. No deberá mover el codo no la articulación del hombro, ya que con estas articulaciones no puede lograr la precisión necesaria para ejercer una presión pareja. Mientras rastrilla una cerradura, recuerde: el codo y la articulación del hombro son firmes. Las articulaciones móviles proveen la presión. El índice mide la presión.




Una forma de sostener la herramienta de apertura es utilizar dos dedos para poner a disposición un punto de giro. Un tercer dedo sirve como palanca para poner a disposición la presión en la herramienta de apertura.
Qué dedos utilizar es una cuestión de elección personal. Otra forma sería sostener la herramienta de apertura como un lápiz. Con este método, su muñeca pone a disposición la presión. Cuando su muñeca pone a disposición la presión, su hombro y su codo deberán poner a disposición la fuerza para mover la herramienta de apertura hacia adentro y hacia afuera de la cerradura. No utilice su muñeca para mover la herramienta de apertura y tampoco para ejercer presión con ella.
Sí no tiene ninguna cerradura abierta, vuelva más tarde nuevamente a este ejercicio. Para acostumbrarse a que se siente cuando la herramienta de apertura rebota contra pernos fijos durante el rastrillado en el canal de cierre, inténtelo una vez con una cerradura abierta.




Si los pernos con pueden ser empujados hacia abajo deberá adecuarse la herramienta de apertura a las alturas de los pernos. Mantenga la cerradura abierta de manera que los pernos del núcleo caigan en el canal de cierre y trate de sentir que los pernos golpetean cuando la herramienta de apertura se mueve sobre ellos. Si mueve la herramienta de apertura rápidamente, podrá escuchar el golpeteo. Esta misma sensación de golpeteo le ayudará a señalar un perno correctamente posicionado con la condición de que mantenga la cerradura con los pernos de la carcasa hacia arriba. Ya que solo entonces podrán caer los pernos del núcleo de libre movimiento sobre sus soportes de perno. Los pernos del núcleo pueden ingresar en la carcasa durante el intento de apertura y quedar aprisionados allí. A esto se le llama estar posicionados demasiado profundamente.

8.3 EJERCICIO 3 : LA PRESIÓN NECESARIA PARA LA APERTURA

Con este ejercicio aprenderá cómo descubrir la presión correcta sobre la herramienta de apertura. Al comienzo, presione solo cuando retire la herramienta de la cerradura. Cuando esté posicionada, trate de aplicar esta presión también al empujar para adentro. Comience con el tensor y la medio diamante, pero no aplique ningún momento de torsión.




Sin momento de torsión, presione el perno uno de la cerradura con el lado plano de la medio diamante hacia la mitad de la carcasa de la cerradura. Esta es la presión mínima que debe aplicar. Corresponde aproximadamente a la fuerza del resorte del primer perno. La fuerza del resorte aumenta levemente cuando se presiona un perno hacia abajo. Trate de percibir el aumento de esta fuerza; no será sencillo.
Presione sin momento de torsión el perno 5 con la punta de la medio diamante hacia abajo hasta la mitad. Cuando retira la ganzúa de la cerradura, trate de dar suficiente presión para presionar todos los pernos en el camino uno tras otro hacia abajo. ¿Cómo se siente esto? Dé ahora muy poco momento de torsión sobre el núcleo de la cerradura y repita el procedimiento. Note la diferencia.




Sin momento de torsión sobre el núcleo, los pernos volverán a saltar para atrás después de que la herramienta de apertura haya pasado sobre ellos. Escuche el clic que hacen los pernos cuando vuelven a saltar hacia afuera. Observe también cómo la herramienta de apertura notifica la sensación del resorte cuando al tirar hacia afuera presiona hacia abajo sobre cada otro perno. Para ayudarle a concentrarse en esta impresión sensorial trate de contar así el número de pernos en la cerradura. Los cilindros de cierre, tal como se utilizan en Alemania, tienen generalmente cinco pernos. Los candados tienen entre tres y seis.

8.4EJERCICIO 4 : EL MOMENTO DE TORSIÓN NECESARIO

Este ejercicio le ayudará en la regulación del momento de torsión necesario. Le brinda una sensibilidad para la interacción entre el momento de torsión y la presión que fue descrita en el capítulo 5. Utilice una cerradura con pernos cilíndricos sencillos del núcleo y de la carcasa.




El momento de torsión apropiado más pequeño deberá ser lo suficientemente grande para superar la fricción del núcleo de la cerradura al rotar en la carcasa. Encontrará un ejemplo de este momento de torsión cuando gire con el tensor el núcleo de la cerradura de una cerradura ya abierta. Si la cerradura aún está bloqueada, utilice el tensor para girar el núcleo de la cerradura hasta que se detenga. Observe qué poca tensión se necesita para mover el núcleo de la cerradura esta pequeña sección antes de que los pernos lo bloqueen. Esta fuerza puede ser bastante elevada para cerraduras que fueron dejadas bajo la lluvia. En los candados, el momento de torsión más pequeño está compuesto de la fricción del núcleo en la carcasa y la fuerza del resorte de retroceso del cerrojo. También hay candados que no tienen resorte de retroceso del cerrojo.




Para obtener la sensibilidad correcta para el mayor momento de torsión, utilice el lado plano de la medio diamante. Presione todos los pernos hacia abajo. Trate de generar solo tanto momento de torsión de manera que todos los pernos permanezcan abajo cuando haya vuelto a sacar la ganzúa. Si el tensor se curva, no van a permanecer aprisionados todos los pernos en la carcasa. Si utiliza demasiado momento de torsión y demasiada presión durante el rastrillado, los pernos del núcleo se van a presionar demasiado en la carcasa. El momento de torsión alcanza para mantenerlos allí.
Encontrará la tensión correcta para la apertura cuando en el rastrillado con la herramienta de apertura aumenta lentamente el momento de torsión con el tensor. Algunos de los pernos se pueden presionar ahora más difícilmente en la carcasa. Aumente la tensión hasta que algunos pernos estén posicionados. Reconocerá los pernos posicionados porque la fuerza del resorte no los presiona de vuelta a su soporte de pernos. No es más difícil reconocer pernos posicionados con la serpiente o con la medio diamante que con el gancho. Conserve la tensión y rastrille sobre los pernos para ver si pueden posicionarse aún otros pernos.




El error más frecuente de los principiantes es que aplican demasiado momento de torsión.

8.5 EJERCICIO 5 : IDENTIFICACIÓN DE PERNOS POSICIONADOS

Encontrar pernos posicionados es una habilidad muy importante que después de cierta ejercitación podrá dominar con seguridad. Observemos nuevamente el diagrama de fuerzas (ilustración 5.5).

CÓMO SE IDENTIFICA UN PERNO POSICIONADO:

1. Usted mantiene constante el momento de torsión.
2. El perno opone a la ganzúa (tome el gancho) solo la fuerza del resorte.
3. El perno permite que la fuerza del resorte lo mueva solo muy poco antes de que el pico de fuerza impida por el momento otro movimiento.
4. Si retira la ligera presión contra la fuerza del resorte, el perno regresa muy poco en dirección al núcleo.
5. No salta de vuelta a su soporte de pernos cuando usted mantiene la cerradura con los resortes hacia abajo.
6. Cae de vuelta en su soporte de pernos cuando usted mantiene la cerradura con los resortes hacia arriba.




Si se mantiene la cerradura con los resortes hacia arriba, los pernos posicionados golpetean al ser tocados con la herramienta de apertura. No obstante, esto también es el caso en pernos del núcleo cuyo perno de la carcasa aún tiene fijación. A pesar de ello trate de prestar atención a este ruido. También puede sacudir el cilindro de cierre para estimar rápidamente la cantidad de pernos posicionados.
Mantenga o eleve el momento de torsión al sacudir.
Deje que la serpiente se deslice sobre los pernos. Dé algo de tensión y trate de decidir si los pernos en la parte delantera, en la parte posterior, adelante y atrás, o en el medio de la cerradura ya están posicionados. Trate de identificar exactamente con distintas herramientas de apertura que pernos están posicionados.




Intente repetir este ejercicio también de manera que gire el núcleo de la cerradura en la otra dirección.
Si primero posiciona los pernos delanteros con giro a la derecha, posicione los pernos posteriores con giro a la izquierda. A tal fin, mire nuevamente la posición de los ejes de los orificios. Para la explicación, observe la ilustración de la página 15.
Una forma de examinar el número de pernos posicionados es contar los clics de los pernos al disminuir la tensión, cuando saltan a su posición inicial. Trate de notar inmediatamente la diferencia en el sonido entre el salto de un perno individual y el de dos pernos. Un perno que está posicionado demasiado profundamente, probablemente también haga clic.




Intente realizar este ejercicio con distintos valores de momento de torsión y presión. Tenga en cuenta que un momento de torsión mayor requiere una presión mayor para posicionar correctamente los pernos.
Si la presión con la herramienta de apertura es demasiado alta, los pernos del núcleo son presionados a la carcasa y retenidos allí.

8.6 EJERCICIO 6 : PROYECCIONES

En este ejercicio, intente imaginar qué pasa. No tiene que ser una imagen de corte de la cerradura frente al ojo mental. Es suficiente una vaga comprensión acerca de qué pernos están posicionados y cuánta resistencia encontrará en cada perno. Desarrollará esta representación a través del recuerdo de las retroalimentaciones de una cerradura que ya ha abierto varias veces.




Cuando una cerradura se abre, no piense: “Está hecho”, mejor piense: “¿Qué pasó aquí?” Para este ejercicio usted necesita una cerradura que pueda abrir fácilmente. Le ayudará a refinar las habilidades visuales que necesita para abrir una cerradura en forma experta. Abra la cerradura y trate de recordar cómo se sentía este proceso. Entrene su comprensión acerca de cuáles son todas las sensaciones cuando la cerradura se abre correctamente. Por último deberá crearse una película frente a su ojo mental que registre el proceso de apertura de la cerradura. Imagine los movimientos de sus músculos, cómo aplican la presión correcta y la tensión indicada y sienta la resistencia que ofrece la herramienta de apertura. Abra ahora nuevamente la cerradura para registrar las acciones en la película.
Al repetir este ejercicio aprenderá cómo formular órdenes detalladas para los músculos y cómo se interpretan las retroacciones de los sentidos. La ejercitación mental ayuda a construir una comprensión visual de la cerradura y a reconocer los pasos más importantes para abrir una cerradura.



Comparte WWW.ManualCerrajero.COM